El ilustrador español Javier Olivares enseña en Bolivia el arte de las viñetas

  • La Paz, 8 may (EFE).- El ilustrador español Javier Olivares enseña estos días en Bolivia su arte de plasmar historias a través del dibujo dentro del Encuentro Internacional del Cómic "Viñetas con Altura" que se celebra en La Paz.

El ilustrador español Javier Olivares enseña en Bolivia el arte de las viñetas

El ilustrador español Javier Olivares enseña en Bolivia el arte de las viñetas

La Paz, 8 may (EFE).- El ilustrador español Javier Olivares enseña estos días en Bolivia su arte de plasmar historias a través del dibujo dentro del Encuentro Internacional del Cómic "Viñetas con Altura" que se celebra en La Paz.

Ilustrador infantil, autor de historietas para prensa y cómics, diseñador de storyboards (el guión de una película hecho en viñetas), director de cortos animados para cine e incluso escritor de libros, el español imparte talleres teóricos y prácticos a profesionales y aficionados bolivianos.

Además, entre el 8 y el 15 de mayo, presentará algunas de sus obras en la exposición "Dentro de la carpeta" que se inaugura hoy en la Alianza Francesa de La Paz.

Olivares prometió, en una entrevista con Efe, una muestra "muy completa" que incluye ilustración infantil, historietas para prensa, cómics, algún storyboard, carteles publicitarios, material audiovisual y cortometrajes para televisiones españolas.

En la exposición, que se trasladará del 25 de mayo al 6 de junio a la ciudad oriental de Santa Cruz, no faltarán dos de sus personajes predilectos: Fop, un dibujo en blanco y negro que "surgió de casualidad de un trabajo para una revista" y Astro, "un explorador espacial que vive en casa de sus padres todavía", explicó.

Entre trazo y trazo y mientras preparaba uno de los diseños para ser expuesto en su próximo taller, Olivares (Madrid, 1964) confesó, su pasión por el tebeo y el cómic, un arte que, a su juicio, "se resiste a morir".

Sobre otra de sus facetas, la ilustración infantil, que "comenzó como una alternativa y se ha convertido en una profesión", Olivares la definió como una disciplina "muy amplia y que tiene muchas posibilidades".

No obstante, el autor afirma que no dejaría ninguno de estos trabajos diferentes y que para él son "una manera de no aburrirse y de ir aprendiendo".

"No tiro nada, como las abuelas. Todo lo que aprendo en el cómic lo aplico en la ilustración infantil", bromeó.

Este ilustrador, que ya ha llevado sus historias a salones del cómic y talleres de otros países como Perú y Francia, llegó esta semana por primera vez a Bolivia donde permanecerá hasta el próximo domingo y de donde espera llevarse "muchas experiencias y conocimientos".

Precisamente, el autor español encuentra en los talleres sobre el dibujo en la prensa que imparte esta semana en la ciudad de La Paz una forma de intercambiar ideas.

Para este madrileño, estos talleres, además de un medio de mostrar a sus alumnos bolivianos las técnicas y nociones de cómo se trabaja en otros países son una forma de incitarles a pensar en cómo contar historias y a "trabajar de manera correcta sus ideas".

"Las ideas son lo que vale en un ilustrador, pintor, dibujante o historietista. Es mucho mejor una muy buena idea mal dibujada que una mala idea bien dibujada", sentenció.

Este ilustrador ha puesto imagen, entre otras muchas historias, a la del libro "Los niños tontos" de Ana María Matute y ha publicado sus historietas en algunos de los periódicos españoles más importantes, como El País, El Mundo, El Economista o la edición española de Rolling Stone.

En el encuentro "Viñetas en Altura", Olivares comparte "cartel" con otros reconocidos autores como el argentino Ricardo Siri, más conocido por su seudónimo, Liniers, el estadounidense Mike Diana y el brasileño Guazzelli.