El juez autoriza a Chrysler a que prepare la venta de activos

  • Washington, 6 may (EFE).- El juez que supervisa la quiebra de Chrysler autorizó en la medianoche del martes a que el fabricante prepare la venta de sus activos y la fusión con Fiat a pesar de la oposición de un grupo de acreedores.

El juez autoriza a Chrysler a que prepare la venta de activos

El juez autoriza a Chrysler a que prepare la venta de activos

Washington, 6 may (EFE).- El juez que supervisa la quiebra de Chrysler autorizó en la medianoche del martes a que el fabricante prepare la venta de sus activos y la fusión con Fiat a pesar de la oposición de un grupo de acreedores.

El juez Arthur González, del Tribunal de Quiebras de Nueva York, dictaminó que debe recibir las ofertas para la compra de los activos de Chrysler antes del 21 de mayo, tal y como había solicitado el fabricante.

Los abogados de Chrysler han argumentado ante González que la empresa necesita un proceso rápido para garantizar su supervivencia. Tanto el Departamento del Tesoro como los ejecutivos de Chrysler han expresado públicamente su confianza en que la empresa pueda salir de la quiebra dentro de un periodo de 30 a 60 días.

González determinó que el 26 de mayo revelará la principal oferta por Chrysler y que el 27 de mayo se realizará la vista sobre la audiencia final de los activos.

El juez también dictaminó que el grupo de acreedores que forzó la quiebra de la compañía tendrá que identificarse hoy y rechazó sus objeciones.

Varios medios de información han señalado que el grupo está compuesto por tres fondos de inversión (Oppenheimer Funds, Perella Weinberg Partners y Stairway Capital) que se opusieron a la oferta del Departamento del Tesoro de cambiar los 6.900 millones de deuda de Chrysler por 2.000 millones de dólares en efectivo.

Los tres fondos representan alrededor del 30 por ciento de la deuda de Chrysler.

Las instituciones que tienen el 70 por ciento restante habían aceptado la oferta del Tesoro pero sin el consentimiento unánime de todos los acreedores, Chrysler se tuvo que declarar en quiebra el pasado 30 de abril.

El presidente estadounidense, Barack Obama, culpó a esos acreedores de la quiebra de Chrysler y los calificó públicamente como "especuladores" aunque no los identificó por sus nombres.

Los abogados de ese grupo de acreedores, que también se opone a la fusión de Chrysler con Fiat, habían solicitado a González que garantizase el anonimato de sus clientes por las supuestas amenazas que han recibido en los últimos días sus ejecutivos.