El Louvre y el Prado estrechan los lazos culturales entre España y Francia

  • Madrid, 27 abr (EFE).- El Museo del Prado y el Museo del Louvre han estrechado e intensificado su colaboración, que en un primer periodo se prolongará hasta 2012, con la exhibición de la obra "Magdalena penitente", de Georges de La Tour, que inaugura en el museo español el programa "La obra invitada".

Madrid, 27 abr (EFE).- El Museo del Prado y el Museo del Louvre han estrechado e intensificado su colaboración, que en un primer periodo se prolongará hasta 2012, con la exhibición de la obra "Magdalena penitente", de Georges de La Tour, que inaugura en el museo español el programa "La obra invitada".

Esta exposición coincide con la apertura de la remodelada sala que anteriormente exhibía la obra de Goya sobre el 2 y el 3 de mayo y que muestra ahora "Los primeros Borbones. Retratos de Pintura francesa del Siglo XVIII".

Ambos actos, "de marcado acento francés", según el director del Prado Miguel Zugaza, coinciden con la visita del presidente de la República Francesa, Nicolás Sarkozy, y de su esposa, que esta tarde acompañarán a los Reyes en un recorrido por ambas exposiciones.

Obra destacada de la sala dedicada a los retratos de los primeros Borbones es "Retrato de la familia de Felipe IV", que se recupera, con todo su esplendor, tras su exilio en el museo durante los últimos años.

Aunque la relación con el Museo del Louvre no es nueva, Zugaza valoró que nunca ha sido tan intensa como ahora. "Desde hace un tiempo trabajamos en un ambicioso programa expositivo que culminará en el año 2012 con una exposición dedicada a Rafael".

El museo del Louvre ha sido un ejemplo a seguir desde su fundación, en opinión de Zugaza, quien recordó que ambas instituciones han conseguido una ansiada autonomía jurídica. "Los dos museos -ha dicho- nos enfrentamos a los mismos retos pero con armas nuevas".

Estas relaciones fueron comentadas también por el director del Louvre, Henri Loyrette, quien se mostró "sensible" a la iniciativa del programa "La obra invitada" con el que se afirma que "un museo no vive solo de las exposiciones temporales, por otra parte necesarias. Un museo es sus colecciones permanentes", por lo que el acercamiento a obras de importancia de otras colecciones es fundamental.

Aunque pequeña, la exhibición de "La Magdalena penitente" junto a las dos obras de La Tour que se conservan en el Prado, "Ciego tocando la Zanfonía" y "San Jerónimo leyendo", recientemente descubierto y que se encontraba depositado en un ministerio, "es muy significativa e interesante y hace que Prado y Louvre se conviertan en centros de investigación, lo que en el tiempo actual es muy importante".

Henri Loyrette consideró al Prado como "socio indispensable" ya que "una de las partes negras del Louvre" es la dedicada al arte español. "Los franceses fueron distantes en lo que se refiere al arte español, no solo en pintura".

El director del Louvre reconoció también que hasta ahora "quizá hemos trabajado más con Estados Unidos que con Europa, lo que es lamentable", por lo que se mostró muy satisfecho de estos "primeros pasos de una colaboración múltiple", en la que la investigación tendrá un papel fundamental.

Vincent Pomarède, conservador jefe de Pintura del Louvre, informó de que está previsto organizar conjuntamente una exposición temporal cada año, comenzando en 2010 con "Turner y los maestros", que "permitirá volver a descubrir a este gran pintor" en el Grand Palais de París y en el Prado.

También en las mismas sedes se exhibirá en el 2011 "El Paisaje Clasicista en Roma", exposición "muy ambiciosa que mostrará el desarrollo del paisaje en Roma desde finales del XVI hasta mediados del XVII y cuyo objetivo es demostrar cómo en esta época el paisaje se convierte en género autónomo. Será un verdadero acontecimiento para el público francés y español".

Para culminar este primer bloque de colaboraciones, se mostrará en el Louvre y en el Prado "El último Rafael", centrada en la segunda parte de su obra desde 1508 hasta su muerte, en que estuvo al servicio de los Papas Julio II y León X.

"Esta exposición reflejará más las relaciones entre las dos instituciones que poseen un conjunto importante de obras del periodo romano del artista", afirmó Pomarède, quien comentó "la gran emoción que hemos sentido al ver nuestra Magdalena junto a San Jerónimo".

Ambas obras forman parte del catálogo de Georges de La Tour, "que no supera los cincuenta cuadros, por lo que el Prado es de los pocos que pueden disfrutar de dos obras de este pintor enigmático", según Gabriele Finaldi, director adjunto del Prado.

Obra de "poesía sublime", "belleza lírica" y "sensibilidad total", "La Magdalena penitente", que se exhibe por primera vez en España, es una de las pinturas más destacadas de La Tour, "el más español de los artistas franceses, al que se ha confundido en ocasiones con Zurbarán, Maíno e incluso Velázquez", según Andrés Úbeda, conservador del Prado.