El ministro Economía alemán recibe a Marchionne para escuchar su plan de compra de Opel

  • Berlín, 4 may (EFE).- El ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, recibió este mediodía al consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, para escuchar su plan de adquisición de la maltrecha compañía automovilística alemana Opel.

Berlín, 4 may (EFE).- El ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, recibió este mediodía al consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, para escuchar su plan de adquisición de la maltrecha compañía automovilística alemana Opel.

Guttenberg afirmó momentos antes que acudía a las conversaciones con un "horizonte de expectativas muy abierto".

El ministro precisó que espera que Marchionne le ofrezca más detalles que en su última reunión sobre el estado de las negociaciones con la casa matriz General Motors (GM), pues lo principal es si el inversor que se interese por Opel logra llegar a un acuerdo con GM.

Durante su visita a Berlín, que incluye además una entrevista esta tarde con el vicecanciller y ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, Marchionne tiene previsto exponer los detalles sobre su plan de crear un gigante automovilístico europeo.

En una entrevista con el diario británico "Financial Times", Marchionne adelantó hoy que Fiat y Opel pueden lograr sinergias por un total de mil millones de euros anuales al fusionar distintas plataformas de producción.

"Tanto desde un punto de vista de ingeniería como industrial, el matrimonio es ideal", afirmó Marchionne al diario británico.

Marchionne quiere crear un gigante europeo del sector con la escisión de la división de automóviles de Fiat para fusionarla con Chrysler y General Motors Europa, lo que crearía una compañía con ingresos de unos 80.000 millones de euros y ventas de entre 6 y 7 millones de unidades al año.

El comité de empresa de Opel y el poderoso sindicato metalúrgico IG-Metall ven con escepticismo estos planes, pues temen que conlleven la eliminación de miles de puestos de trabajo.

El comité favorece la opción de que sea el fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna quien adquiera la compañía.