El pago del canon de RTVE supondrá menos empleo e inversión en telefonía, según la patronal

  • Madrid, 7 may (EFE).- El pago del 0,9 por ciento de los ingresos del sector de las telecomunicaciones para financiar la televisión pública, repercutirá en una menor inversión y empleo y en una subida de precios en el sector, advirtió hoy el presidente de la patronal AETIC, Jesús Banegas.

Madrid, 7 may (EFE).- El pago del 0,9 por ciento de los ingresos del sector de las telecomunicaciones para financiar la televisión pública, repercutirá en una menor inversión y empleo y en una subida de precios en el sector, advirtió hoy el presidente de la patronal AETIC, Jesús Banegas.

El presidente de esta patronal de tecnologías, en rueda de prensa, calificó esta nueva tasa, que han conocido por filtraciones y no de forma directa, de "canon de TV contra el sector de las TIC" y de "lo peor que le podía suceder" a la economía en un momento de transformación.

Explicó que esta tasa supondrá elevar un 33 por ciento, en 290 millones de euros, la fiscalidad especial que ya pagan los operadores de telecomunicaciones en España, por lo que se situaría en 1.115 millones al año, el 28,4 por ciento de los resultados netos del sector.

Dijo que de los 680 millones que aportará el sector privado para financiar la RTVE, el sector de las telecomunicaciones aportará el 74 por ciento, ya que hay que sumar a los 290 millones de euros otros 213 procedentes de la tasa del espectro, mientras que las televisiones privadas sólo pagarán 140 millones en concepto de tasa de ingresos y otros 37 por el espectro.

Hizo hincapié en la incoherecia de que el sector de la televisión que es el que va a recoger el beneficio de que RTVE deje de ingresar 715 millones de publicidad, que se irán al sector privado, sea el que menos aporte a sostener la televisión pública.

El Estado, dijo, aportará 503 millones, por lo que el sector de las telecomunicaciones "que pasaba por ahí y no tiene nada que ver" aportará el 41 por ciento del total de los 1.230 millones de euros.

Además, expuso, si finalmente los ayuntamientos consiguen imponer la tasa del 1,5 por ciento de los ingresos a los operadores móviles que están exigiendo, los impuestos especiales se elevarán en otros 225 millones de euros, hasta los 1.340 millones, el 34,2% de los resultados del sector.

Hizo hincapié en que los impuestos especiales se imponen en sectores que suponen algún coste social y así gravan el tabaco, los carburantes, el alcohol y el juego, pero el de las telecomunicaciones es el único sector que paga impuestos especiales que sólo produce beneficios sociales y productividad.

Esta fiscalidad especial se unirá, dijo, a la situación de altos impuestos que sufren las empresas en España, frente a la tendecia mundial hacia su reducción.

Sobre el encuentro que mantuvo ayer la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega con el sector, dijo que sólo convocó a cuatro operadores y a ninguna asociación, lo que no le parece normal ya que la tasa gravará a los más de cien operadores del sector, la mayoría todavía con pérdidas.

Dijo que si se hace para copiar el modelo francés "que no es ningún ejemplo", tendría que copiarse todo, incluido que no pagan ni servicio universal ni IAE.

Añadió que este proyecto de impuesto contradice las declaraciones del presidente del Gobierno sobre el papel de las tecnologías para salir de la crisis y que cuestiona la seguridad jurídica del país.

Jesús Banegas se pregunto si es necesaria una televisión pública y dijo que si lo fuera tendría que ser financiada por los presupuestos generales y que el canon va a repercutir directamente en los usuarios, también en los que no ven la televisión.