El PIB caerá un 3% en 2009 y un 0,6% en 2010, según las principales entidades

  • Madrid, 28 abr (EFE).- El Producto Interior Bruto (PIB) de España disminuirá este año un 3 por ciento de media, mientras que en 2010 esta caída se moderará y llegará al 0,6 por ciento, según el panel de previsiones difundido hoy por la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS).

Madrid, 28 abr (EFE).- El Producto Interior Bruto (PIB) de España disminuirá este año un 3 por ciento de media, mientras que en 2010 esta caída se moderará y llegará al 0,6 por ciento, según el panel de previsiones difundido hoy por la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS).

En el panel correspondiente a abril, que recopila las estimaciones de las principales entidades financieras españolas y de varios institutos de estudios, se revisa de nuevo a la baja la previsión anterior de crecimiento de la economía española, que era del 1,8 por ciento para 2009.

Este cálculo se alinea con los del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco de España debido al fuerte recorte que han sufrido las previsiones de crecimiento de las exportaciones y de las importaciones.

Así, este año se prevé una bajada en la aportación de la demanda nacional al crecimiento de 5,4 puntos porcentuales, frente a una aportación positiva del sector exterior de 2,4 puntos.

En 2010 la aportación de las demandas nacional y exterior seguirían el mismo patrón, aunque se prevé que todos los componentes de la demanda nacional moderen su reducción.

Por trimestres, ambas tasas de crecimiento interanual seguirían siendo negativas durante todo 2010, si bien las tasas intertrimestrales comenzarían a ser positivas a partir de octubre.

Según el panel, la actividad industrial caerá el 16 por ciento de media en 2009 y el 5,2 por ciento en 2010, dada la evolución negativa de las demandas interna y externa, aunque se prevé una moderación en estas caídas.

En relación con la inflación, los expertos consultados por FUNCAS consideran que las tasas negativas se van a mantener en los próximos meses, aunque la media anual se situará en cero, frente a la media de 1,6 por ciento de tasa positiva prevista para 2010.

La caída de la inflación contribuiría así a un crecimiento de los costes salariales más moderado, hasta llegar a una media del 2,9 por ciento en 2009.

La tasa de paro de consenso para este año se elevaría al 17,8 por ciento de la población activa, cifra que resulta "optimista" debido a que la mayoría de los expertos enviaron sus respuestas antes de conocerse los resultados de la última Encuesta de Población Activa (EPA), que en el primer trimestre situó la citada tasa en el 17,36 por ciento.

La revisión a la baja de la previsión de crecimiento de la demanda nacional se traduciría en un recorte del déficit corriente del 6,5 por ciento del PIB en 2009, corrección que por otra parte continuaría en 2010 al reducirse hasta un 5 por ciento.

Asimismo, los panelistas creen que la recesión está intensificando el déficit de las cuentas públicas, que podría alcanzar el 7,5 por ciento del PIB en 2009 y el 7,7 por ciento un año más tarde.

Los expertos creen también que comienza a extenderse la opinión de que la crisis mundial está tocando fondo.

Los tipos de interés a corto plazo van a seguir bajando, mientras que los correspondientes a largo plazo, que se miden por la rentabilidad de la deuda pública a diez años, van a mantenerse estables.

En cuanto al tipo de cambio del euro frente al dólar, el panel señala que hay factores "contradictorios" como son, por un lado, las expectativas de recuperación de la economía de EEUU y el valor de dólar como activo refugio, y por el otro, la preocupación por el impacto del fuerte aumento de la deuda pública de dicho país que se espera en los próximos meses.