El precio del crudo se estabiliza por la incertidumbre del futuro económico

  • Viena, 25 abr (EFE).- Los mercados petroleros han vivido una semana protagonizada por los mensajes contradictorios sobre la ansiada recuperación de la economía global y que han mantenido los precios relativamente cerca de los marcados al final de la pasada semana.

El precio del crudo se estabiliza por la incertidumbre del futuro económico

El precio del crudo se estabiliza por la incertidumbre del futuro económico

Viena, 25 abr (EFE).- Los mercados petroleros han vivido una semana protagonizada por los mensajes contradictorios sobre la ansiada recuperación de la economía global y que han mantenido los precios relativamente cerca de los marcados al final de la pasada semana.

Las cotizaciones empezaron la semana a la baja ante las malas noticias del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la duración de la crisis económica.

El director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, anunció el lunes que el pronostico de la evolución de la economía es aún peor que el hecho hace unos meses y que la recuperación deberá esperar hasta el primer semestre de 2010.

Esa demoledora sentencia provocó que los crudos internacionales sufrieran importantes pérdidas.

Así, el barril de Brent, de referencia en Europa, cerró el lunes a 44,8 dólares en el Intercontinental Exchange Futures de Londres, un 6,5 por ciento por debajo del precio que había marcado el viernes anterior.

Por su parte, la Bolsa Mercantil de Nueva York vio como el Petróleo Intermedio de Texas se desplomaba un 11 por ciento, hasta los 44,8 dólares/barril.

A partir de este mal comienzo de semana, las cotizaciones de los dos crudos siguieron sendas distintas.

El crudo europeo siguió a la baja martes y miércoles, ante los nuevos datos sobre las pérdidas de la banca estadounidense y la constatación de que siguen aumentando las reservas de crudo en EEUU.

Y es que este último indicador, que refleja la tendencia del consumo de crudo, señaló que las reservas crecieron la semana pasada hasta 370,6 millones de barriles, por encima de la media en esta época del año. Este volumen es un 17,2 por ciento superior al de hace un año.

Sin embargo, ni siquiera este dato, que refuerza las informaciones sobre el descenso de demanda de crudo debido a la crisis económica, logró hacer mella en el crudo Texas estadounidense.

Tras el desplome del lunes, el crudo de referencia en Estados Unidos inició una carrera de ascensos, impulsada, en principio, por la devaluación del dólar frente a otras monedas.

Un dólar débil suele animar la inversión en materias primas que, como en el caso del petróleo y del oro, se negocian en dólares en los mercados internacionales.

Además, los mercados petrolero recibieron con entusiasmo las subidas generalizadas que el viernes experimentaron las bolsas de valores, que reaccionaron al alza a los datos económicos, mejores de lo esperado, de compañías como American Express o Ford.

Esos ascensos bursátiles se interpretaron como una señal de recuperación económica y, en consecuencia, de la demanda de crudo y sus derivados.

Así, el barril de Brent europeo logró compensar en parte las pérdidas acumuladas durante la semana y cerró el viernes a 51,67 dólares. Esa marca supone, sin embargo, una pérdida del 3,1 por ciento respecto a las cotizaciones de hace siete días.

Por su parte, el Texas marcó a su cierre semanal un repunte del 2,4 por ciento respecto a su precio del viernes anterior, tras establecer un precio de 51,55 dólares por barril.