El presidente de Faconuato califica de "hecatombe" la coyuntura del sector automovilístico

  • Barcelona, 8 may (EFE).- El presidente de la patronal de concesionarios Faconauto, Antonio Romero-Haupold, calificó de "hecatombe", como escalón superior a la crisis, la actual coyuntura del sector automovilístico español.

Barcelona, 8 may (EFE).- El presidente de la patronal de concesionarios Faconauto, Antonio Romero-Haupold, calificó de "hecatombe", como escalón superior a la crisis, la actual coyuntura del sector automovilístico español.

En un acto en el Salón del Automóvil de Barcelona, Romero-Haupold ha recordado que las matriculaciones de vehículos han caído cerca de un 45% en el mes de abril en España, "uno de los pocos países en el mundo" en el que el mercado ha caído de forma tan acusada.

El máximo responsable de FACONAUTO ha asegurado que hay muchos ciudadanos que "con una pequeña ayuda" económica comprarían coches, por lo que ha reclamado al Gobierno, una vez más, que ponga en marcha un plan de incentivos directos a la compra de vehículos, al igual que han hecho Alemania, Francia, Italia o, incluso dentro de España, la Comunidad Foral de Navarra.

"Llevamos dos años pidiendo al Gobierno reiteradamente una solución a nuestro problema, que no es otro que vender más. Porque de ésta se sale vendiendo, no haciendo más coches", ha manifestado.

Romero-Haupold ha recordado que el plan de ayudas directas impulsado por el gobierno alemán tiene un éxito "espectacular" y que en Navarra, a diferencia del conjunto de España, las matriculaciones han "resurgido" y han crecido en el último mes.

"Simplemente no entendemos por qué esto mismo no se hace en España. Si se hiciera tendría dos beneficios: para los concesionarios, porque venderíamos mucho más y no destruiríamos empleo, y también para la sociedad en general, porque sería un revulsivo psicológico muy importante", ha explicado.

El presidente de FACONAUTO está convencido de que si el Ejecutivo central pusiera en marcha el plan de ayudas reclamado de forma inminente, "este verano llegaría el momento en el que se empezarían a vender más coches que el pasado año".

La red de distribución de vehículos en España emplea a 180.000 personas, aunque la crisis va a obligar a despedir "necesariamente, como mínimo", a unos 30.000 trabajadores, ha advertido Romero-Haupold.