El presunto guardia nazi Demjanjuk llega a Alemania

MÚNICH, Alemania (Reuters) - El supuesto guarda de un campo de concentración nazi John Demjanjuk llegó el martes a Alemania procedente de Estados Unidos para afrontar cargos de haber ayudado a matar a 29.000 judíos en 1943, en lo que podría ser el último gran juicio nazi de Alemania.

Un reportero de Reuters televisión dijo que vio aterrizar el avión de Demjanjuk y cómo lo rodeaban coches de policía y ambulancias. La fiscalía de Múnich confirmó su llegada:

"Ha aterrizado", declaró Anton Winkler desde la oficina de la fiscalía.

El jubilado, que trabajó en el sector del automóvil estadounidense, luchó contra su deportación desde Estados Unidos durante meses, pero al final, los tribunales estadounidenses rechazaron sus apelaciones.

Sin embargo, el hombre de 89 años, que encabeza la lista del Centro Simon Wiesenthal de los 10 criminales de guerra nazis más buscados, podría ser considerado no apto para afrontar un juicio.

Demjanjuk, nacido en Ucrania, ha negado cualquier papel en el Holocausto. Ha dicho que fue reclutado en el Ejército ruso en 1941, se convirtió en un prisionero de guerra alemán hasta 1944.

Un juez alemán en Múnich emitió una orden de arresto en marzo para juzgar a Demjanjuk por su contribución en la muerte de 29.000 judíos en el campo de exterminio de Sobibor durante la Segunda Guerra Mundial.

Se prevé que Demjanjuk sea llevado directamente del aeropuerto a una cárcel cerca de Múnich. Su abogado en la ciudad alemana Günther Maull ha dicho que le aconsejará que no diga nada.

Demjanjuk fue despojado de su ciudadanía estadounidense después de que fuera acusado en los setenta de ser "Iván el Terrible", un sádico guardia del campo de concentración de Treblinka.

Fue extraditado a Israel en 1986, y condenado a muerte en 1988 después de que supervivientes del Holocausto le identificaran como el guardia de Treblinka. Sin embargo, el Tribunal Supremo de Israel revocó su condena cuando surgieron nuevas pruebas que apuntaban a que otro hombre era probablemente "Iván".

Recuperó su ciudadanía en 1998, pero el Departamento de Justicia estadounidense reabrió su caso en 1999, alegando que trabajó para los nazis como guarda en otros tres campos de la muerte y ocultó los hechos. Se le despojó de nuevo de su ciudadanía estadounidense en 2002.