El PSdeG emprende nuevo rumbo con dirección renovada "para gobernar solos"

  • Pontevedra, 25 abr (EFE).- El PSdeG ha enfilado hoy un nuevo rumbo político, tras la derrota electoral del 1 de marzo, con una nueva Ejecutiva, salida de su Congreso Extraordinario, que supone una renovación del 65 por ciento de la dirección anterior y que tiene la ambición de que los socialistas puedan "gobernar solos" a través de una apertura a la sociedad.

El PSdeG emprende nuevo rumbo con dirección renovada "para gobernar solos"

El PSdeG emprende nuevo rumbo con dirección renovada "para gobernar solos"

Pontevedra, 25 abr (EFE).- El PSdeG ha enfilado hoy un nuevo rumbo político, tras la derrota electoral del 1 de marzo, con una nueva Ejecutiva, salida de su Congreso Extraordinario, que supone una renovación del 65 por ciento de la dirección anterior y que tiene la ambición de que los socialistas puedan "gobernar solos" a través de una apertura a la sociedad.

Así lo apuntó el nuevo secretario general, Manuel Vázquez, cuya ejecutiva obtuvo hoy el 87 por ciento de los votos, y que estuvo arropado en la clausura del Congreso por el líder del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; por el vicesecretario general y ministro de Fomento, José Blanco; por la secretaria de Organización, Leire Pajín y, por los ministros gallegos de Justicia, Francisco Caamaño, y Medio Ambiente, Elena Espinosa.

El presidente del Gobierno, que visitó hoy Galicia por primera vez tras la derrota electoral, expresó su apoyo a los socialistas gallegos y tuvo palabras de alabanza para la labor del ex presidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño.

"Pachi, somos una alternativa política de un proyecto del galleguismo socialista socialdemócrata que tiene un gran terreno por delante para avanzar", agregó Zapatero cuando se dirigía al nuevo secretario general.

Rodríguez Zapatero agradeció a los votantes su apoyo y les quiso decir que los socialistas van "a estar a la altura de las circunstancias" y van a cumplir su tarea, "primero de dignidad, como demostró Touriño".

La Ejecutiva del PSdeG-PSOE, que a partir de ahora se inspira en el principio de "un hombre, un cargo", tendrá mayor dedicación al partido y se reunirá todos los lunes. Incorpora a 27 personas nuevas y tiene una media de edad de 43 años.

Entre las novedades más destacadas está Pablo García, secretario de Organización del sindicato Unións Agrarias y que pasará a desempeñar esa misma función en el partido a partir de hoy, mientras que Mar Barcón, antecesora en el cargo de García, pasará a desempeñar la portavocía de la Ejecutiva y, además, será secretaria de coordinación, acción electoral y política municipal.

En la lista de la Ejecutiva figura también, como secretario de Relaciones Institucionales, Ricardo Varela, que anteriormente había sido vicesecretario y que había anunciado su intención de dejar la primera línea de dirección.

En su intervención ante el Congreso, el nuevo secretario general aseguró que el partido comienza hoy un "nuevo rumbo" con un "único objetivo: gobernar solos" en Galicia, y destacó que el PSdeG cuenta con "el mejor equipo", ya que, a su juicio, combina "juventud, experiencia, capacidad y territorialidad".

El nuevo líder de los socialistas gallegos insistió en su discurso en la necesidad de "abrir el partido a la sociedad", para ganar la confianza de los ciudadanos y lograr el Gobierno en 2013.

"El partido retoma el rumbo, fijo, sereno y seguro de que vamos a llegar a ganar la confianza de la mayoría, para imprimir el cambio que Galicia precisa", dijo.

Vázquez defendió el "galleguismo" y la "socialdemocracia" como señales de identidad de su partido y se mostró convencido de que "todos juntos" serán "capaces de crear una alternativa, a la que no le tiemble la mano, sin prisas y sin atajos, pero con el objetivo de que el PSdeG gobierne mayoritariamente el pueblo gallego".

Mientras todo esto ocurría en el interior del Centro Sociocultural Caixanova, en la calle, más de cincuenta vecinos protestaban contra el presidente Zapatero por recurrir la norma gallega que legalizaba sus viviendas "centenarias" en núcleos del litoral.