El Senado de EEUU apoya la ley con 91.300 millones para guerras

WASHINGTON (Reuters) - El Senado de Estados Unidos aprobó el jueves una medida que incluye 91.300 millones de dólares (casi 67.000 millones de euros) que buscaba el presidente Barack Obama para financiar las guerras en Irak y Afganistán.

La medida cubre algunas de las principales prioridades de Obama, pero deja sin financiación el cierre de la prisión de Estados Unidos en Bahía de Guantánamo, Cuba.

El Senado aprobó el presupuesto por 86 votos a favor y tres en contra y ahora debe resolver las diferencias con la Cámara de Representantes, que dio el visto bueno a una versión del proyecto por 96.700 millones de dólares. Se espera que se prepare una única medida que sea aprobada por el Congreso en las próximas semanas.

Una vez aprobada, posiblemente elevará el costo de ambas guerras para Estados Unidos sobre los 900.000 millones de dólares.

El proyecto de ley del Senado incluye 22.000 millones de dólares para equipamiento para el Ejército, como aviones de combate F-22, 4.200 millones para vehículos blindados para proteger a los soldados de aparatos explosivos, y 1.500 millones para lidiar con una posible pandemia mundial de influenza.

También satisface la solicitud de Obama de ampliar en hasta 108.000 millones de dólares las líneas de crédito al Fondo Monetario Internacional, mientras intenta ayudar a países afectados por la crisis financiera mundial y apoya los planes del FMI por vender 400 toneladas de oro.

Sin embargo, los demócratas del Senado abandonaron a su presidente al unirse a los republicanos para rechazar los 80 millones de dólares que solicitó para cerrar la controvertida prisión de Guantánamo, en la base naval de Estados Unidos en Cuba.

El secretario de Defensa, Robert Gates, presionó el mes pasado al Congreso para que contemplara el proyecto de fondos antes del 25 de mayo o su departamento podría quedarse sin dinero para ayudar a Pakistán este mes y sin recursos para otras operaciones militares antes de julio.

El Congreso no cumplirá con ese plazo límite porque la Cámara y el Senado aún deben resolver sus diferencias y los legisladores se tomarán el viernes un descanso de una semana antes de la conmemoración por el Día de los Caídos.

"Confirmamos con el Pentágono y están satisfechos de que si terminamos esto a nuestro regreso habrá tiempo suficiente para financiar todo lo que nuestras tropas necesitan", dijo el líder de mayoría demócrata Harry Reid.

Entre las principales diferencias están las provisiones para el FMI. La Cámara de Representantes retiró los fondos por completo el presidente de la Comisión de Apropiaciones de la Cámara, David Obey, ha expresado serias dudas sobre si incluirlas.

"Estoy muy, muy reacio de apoyar cualquier financiamiento adicional para el FMI (...) mientras los europeos sigan siendo tan modestos como hasta ahora en términos de sus acciones en el frente de estímulo", dijo Obey durante una audiencia.