El Senado denuncia irregularidades en la nacionalización de la filial de Shell y Ahsmore

  • La Paz, 6 may (EFE).- El presidente del Senado de Bolivia, el opositor Óscar Ortiz, denunció hoy irregularidades que causaron daño al Estado en el proceso de nacionalización de la transportadora de hidrocarburos Transredes, que era filial de Shell y Ahsmore.

El Senado denuncia irregularidades en la nacionalización de la filial de Shell y Ahsmore

El Senado denuncia irregularidades en la nacionalización de la filial de Shell y Ahsmore

La Paz, 6 may (EFE).- El presidente del Senado de Bolivia, el opositor Óscar Ortiz, denunció hoy irregularidades que causaron daño al Estado en el proceso de nacionalización de la transportadora de hidrocarburos Transredes, que era filial de Shell y Ahsmore.

Ortiz argumentó en una rueda de prensa que el Gobierno estableció un monto fijo de indemnización por las acciones nacionalizadas de Shell y Ahsmore, pero después aceptó además cubrir los pasivos financieros, tributarios y ambientales de Transredes.

El Gobierno de Evo Morales, según Ortiz, decretó a mediados del año pasado la compra de las acciones de las dos trasnacionales, que poseían 50% de Transredes, por un valor de 241 millones de dólares.

Cuando se decidió la nacionalización de Transredes, la posición del Ejecutivo expresada en dos decretos fue la de no reconocer los pasivos y, sin embargo, en septiembre y octubre cambió su postura y eximió a las firmas de esas deudas, según el congresista.

La denuncia señala que el valor de los tributos no pagados puede ascender a 30,3 millones de dólares, monto demandado a Transredes por el Servicio de Impuestos Nacionales, pero que ahora debe pagar la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Ortiz anunció hoy que el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, será convocado en los próximos días a dar un informe sobre cómo se fijó el pago por acciones para las empresas y por qué se decidió la suspensión del pago de los tributos.

Además, instó al Gobierno a explicar por qué inicialmente creó un fideicomiso por 85 millones de dólares para realizar los pagos por las acciones de las empresas nacionalizadas y después con cinco decretos cambió ese monto a 350 millones de dólares.