El Tesoro dice que la petición de Chrysler de eliminar concesionarios es necesaria

  • Washington, 14 may (EFE).- El Departamento del Tesoro de EE.UU. calificó hoy de sacrificio necesario la petición de Chrysler de eliminar un 25% de sus 3.200 concesionario en el país y dijo que la medida añadirá estabilidad laboral al fabricante.

Washington, 14 may (EFE).- El Departamento del Tesoro de EE.UU. calificó hoy de sacrificio necesario la petición de Chrysler de eliminar un 25% de sus 3.200 concesionario en el país y dijo que la medida añadirá estabilidad laboral al fabricante.

Hoy, Chrysler solicitó al juez de Nueva York que supervisa su suspensión de pagos, Anthony González, que permita la cancelación de los contratos firmados por la empresa con 789 concesionarios "para conservar dinero" y concentrarse en aquellos que son más rentables.

"Con enorme tristeza debemos tomar las medidas para finalizar algunos de nuestros acuerdos", afirmó Steven Landry, vicepresidente ejecutivo de Chrysler para Ventas y Mercadotecnia en Norteamérica.

Landry dijo que esos 789 concesionarios representan el 14% del volumen de ventas de la empresa.

El Departamento del Tesoro afirmó, en un comunicado, que entiende "que esta racionalización será difícil para los concesionarios que dejarán de vender automóviles de Chrysler y para las comunidades en las que operan".

"Sin embargo, los sacrificios de la comunidad de concesionarios (junto con los de trabajadores, proveedores, acreedores y otras partes interesadas), son necesarios para que esta compañía y el sector tengan éxito", añadió el Departamento del Tesoro.

Desde el pasado diciembre, el Gobierno estadounidense ha prestado a Chrysler 4.000 millones de dólares y ha prometido miles de millones de dólares más si el fabricante consigue reestructurar su deuda y obligaciones financieras.

Chrysler se vio obligada a declararse en quiebra el pasado 30 de abril cuando un reducido grupo de acreedores se negó a renegociar parte de los 6.900 millones de dólares de deuda del fabricante.

A pesar de ello, Chrysler y el fabricante italiano Fiat han llegado a un acuerdo de fusión que ahora tiene que ser aprobado por el juez González.

El Tesoro dijo que la reducción de concesionarios "proporcionará más estabilidad para los actuales empleados y la perspectiva de futuro crecimiento del empleo".