El transexual jiennense cuya entrada fue vetada en el Ejército asegura que "nunca" dejó de creer en Chacón

JAÉN, 12 (EUROPA PRESS) Aitor G.R., el transexual jiennense cuya entrada en el Ejército fue denegada el pasado martes por segunda vez al carecer de pene y testículos, aseguró hoy que "nunca" perdió la confianza en la ministra de Defensa, Carme Chacón, después de conocer que el Ministerio prevé aprobar a fin de mes el cambio legal que permita el ingreso de transexuales sin pene toda vez que está "ultimando" la revisión "global" del cuadro médico de exclusiones. Así lo indicó en declaraciones a Europa Press el propio Aitor, quien aseguró que no va a rendirse en su empeño por formar parte de las Fuerzas Armadas, por lo que, por el momento, ya ha recurrido su rechazo en las pruebas desarrolladas en Córdoba. "Fui con algo de esperanza, aunque sobre todo con el no por delante y volví a salir decepcionado otra vez, aunque nunca he dejado de creer en la ministra Chacón. Ella tenía que tomar cartas en el asunto", subrayó. El joven, que afirmó estar "cansado de escuchar las limitaciones" que le impiden entrar en el Ejército, destacó su comprensión hacia quienes le hicieron la revisión médica. "Ellos se limitan a cumplir el reglamento y eso también hay que comprenderlo", comentó Aitor G.R., quien insistió en que el problema es la ley. Por ello, se mostró esperanzado en que finalmente "se vea la luz al final de túnel" tras el anuncio hecho por el Ministerio de Defensa sobre la revisión "global" del cuadro médico de exclusiones, que actualmente impide a los transexuales carentes de órgano genital masculinoingresar como soldado o marinero profesional en las Fuerzas Armadas. Según informó a Europa Press un portavoz del Departamento que dirige Carme Chacón, está previsto aprobar esta modificación legal mediante una orden ministerial a finales de mes. De este modo, Defensa cumplirá así con el objetivo de modificar la normativa de ingreso en las Fuerzas Armadas para impedir que se pueda producir cualquier tipo de discriminación por razón de la orientación sexual, tal y como ya anunció en 2008 después de que el caso del transexual A.G.R. fuera conocido por la opinión pública. Aitor G.R. fue declarado en febrero de 2007 no apto para ingresar al Ejército profesional por carecer de pene y testículos y volvió a ser rechazado en las pruebas de entrada al referido Ejército desarrolladas el pasado martes en Córdoba. Desde entonces, lucha por conseguir su objetivo, un camino "duro" en el que "siempre" ha tenido el apoyo de asociaciones y colectivos como la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA) y la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).