El TS confirma la nacionalidad española que se denegó a un polígamo de origen senegalés

Alega que apelar a esta opción supone "negar en estos casos toda posibilidad de integración" ALMERÍA, 27 (EUROPA PRESS) El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la concesión de la nacionalidad española a Ndiaga Diop, un hombre de 53 años y natural de Senegal a quien, en primera instancia, el Ministerio del Interior denegó la solicitud al cuestionar que estuviese adaptado a la sociedad en virtud de un informe en el que se señalaba que, en 1982, había contraído matrimonio en su país natal "con opción a la poligamia", una práctica castigada por el Código Penal. En auto dictado el 9 de febrero por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Alto Tribunal, al que tuvo acceso Europa Press, declara desierto el recurso de casación que contra el fallo de la Audiencia Nacional (AN) que, en marzo de 2008, primó el proceso de adaptación de Ndiaga Diop sobre la decisión de ser polígamo, una práctica "legítima" en Senegal y "conforme a su confesión religiosa", la musulmana. La Abogacía del Estado, que recurrió la sentencia de la AN, no sustanció finalmente el escrito, por lo que el magistrado-ponente, Rafael Fernández Montalvo, la ratifica y le da carácter de firmeza, por lo que el vendedor ambulante es, de forma oficial, nuevo ciudadano español de pleno derecho. La AN apuntó entonces en su fallo que la resolución negativa adoptada por el Ministerio del Interior suponía "tanto como negar" en casos como el de Ndiaga Diop la posibilidad de integración en la sociedad española a través del correspondiente proceso evolutivo de adaptación", que el magistrado-ponente, Francisco Díaz Fraile, reconoce en el recurrente, quien reside de forma legal en el país desde 1991. "Lo cierto" es que Ndiaga Diop, según se ahonda, "se ha adaptado a su nueva sociedad y su comportamiento no es contrario al orden público protegido por la ley". "Habla correctamente castellano --continúa-, sigue el estilo de vida español, tiene su fuente de ingresos como vendedor ambulante y su desenvolvimiento en el entorno social no presenta problema alguno". Esta misma tesis sostuvieron en 2002 el juez y el fiscal encargados de emitir un informe preceptivo durante la tramitación de la solicitud de nacionalidad española pese a lo que la Administración central se atuvo al certificado de matrimonio en el que se hacía constar que el demandante "declara optar por la poligamia con dote de 18.000 francos". Ndiaga Diop --cuyo final de historia adelanta hoy el diario 'La Voz de Almería'-- tiene al menos cinco hijos con su esposa, quien reside en Senegal, pese a lo cual sostuvo a lo largo de toda la tramitación que el citado documento era "erróneo". Para ratificar tal extremo aportó un nuevo certificado donde se declaraba que el matrimonio había sido contraído "según la costumbre ouoloff islamizado y opta por el régimen de monogamia con separación de bienes y una dote de 18.000 francos". El magistrado-ponente minimiza en este caso, no obstante, la contradicción entre ambos escritos, que, según refleja, "no está lo suficientemente aclarada o justificada", y enfatiza que, "aunque la opción de la poligamia fuera cierta, apelar a ella supone negar en estos casos toda posibilidad de integración".