Endesa cerrará antes de agosto el traspaso de activos a Acciona y repartirá el 100% de las plusvalías

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El traspaso de activos renovables de Endesa a Acciona como parte del acuerdo para la compra por parte de Enel del 25% de la constructora en la eléctrica se cerrará antes de la fecha inicialmente prevista, esto es, antes de finales de agosto.

En una conferencia con analistas, Endesa explicó que "tanto Enel como Acciona prevén que la operación pueda cerrarse antes" y completarse "antes del plazo máximo fijado". Además, la eléctrica ratificó que el 100% de las plusvalías se dedicarán a dividendos.

El acuerdo entre el grupo italiano y la constructora presidida por José Manuel Entrecanales contempla el traspaso en un plazo de seis meses de al menos el 75% de los 2.105 megavatios (MW) de renovables de la eléctrica identificados para la venta.

Endesa explica que la aceleración del proceso responde a la agilidad con la que obtuvieron en abril los permisos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), de la Comisión Europea y de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC).

El acuerdo de Enel con Acciona contempla que, una vez recibidos 9.600 millones en efectivo y 1.500 millones a través de dividendos de Endesa, la constructora procedería a comprar a la eléctrica los megavatios renovables por 2.900 millones.

Durante la conferencia con analistas, el director general económico financiero de Endesa, Paolo Bondi, afirmó que el grupo mantendrá su política de repartir en dividendos el 50% de las ganancias y el 100% de las plusvalías. Enel controla el 92% de la eléctrica.

El consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, mostró recientemente su confianza en que la operación de compra del 25% de Acciona en Endesa quedará cerrada antes de junio y calculó que en 2010 la eléctrica italiana estará en disposición de recibir unos 4.500 millones en dividendos de Endesa.

Tras cerrarse el acuerdo de disolución del pacto de Enel y Acciona, el consejo de administración de Endesa acordó dar aprobación al reparto de un dividendo total de 6.200 millones de euros entre sus accionistas, de los que a la constructora le correspondieron 1.500 millones y a Enel otros 4.150 millones.