Endesa gana el 23,11 por ciento menos hasta marzo por la ausencia de activos vendidos a E.On

  • Madrid, 8 may (EFE).- La eléctrica Endesa obtuvo entre enero y marzo un beneficio neto de 509 millones de euros, el 23,11 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, debido a que entonces se contabilizaron los resultados aportados por los activos que fueron vendidos a E.On en junio de 2008.

Madrid, 8 may (EFE).- La eléctrica Endesa obtuvo entre enero y marzo un beneficio neto de 509 millones de euros, el 23,11 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, debido a que entonces se contabilizaron los resultados aportados por los activos que fueron vendidos a E.On en junio de 2008.

El resultado de las actividades continuadas -sin tener en cuenta esos activos- se habría incrementado en el primer trimestre el 0,5 por ciento, informó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la compañía, de la que Enel pasará a controlar el 92 por ciento cuando culmine la compra del 25 por ciento de Acciona.

Los ingresos de Endesa aumentaron el 9,7 por ciento, hasta los 5.976 millones de euros, a pesar de la disminución de la generación de la electricidad y de la caída de los precios en el mercado mayorista, gracias, entre otros factores, a los mayores precios aplicados en España a los clientes liberalizados.

También influyeron positivamente la mayor producción y ventas en Latinoamérica y la mayor actividad de compraventa de electricidad realizada en los mercados mayoristas, según la misma fuente.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) aumentó el 6 por ciento y se situó en 1.729 millones de euros, en tanto que el neto (EBIT) cayó el 0,4 por ciento, hasta 1.223 millones, debido a que en las amortizaciones del primer trimestre de este año se incluyen 43 millones de euros de los activos de renovables que serán traspasados a Acciona.

Por países, el negocio en España y Portugal arrojó un beneficio neto de 378 millones de euros, cifra que supone el 74,3 por ciento del total y que implica un descenso del 13,5 por ciento respecto a los tres primeros meses de 2008, debido en parte a la ausencia de la aportación de las centrales de Los Barrios (Cádiz) y Tarragona vendidas a E.On.

A estas dos centrales habría que sumar todos los activos que Endesa tenía en Europa y que fueron vendidos a la energética alemana a cambio de que se retirara de la pugna por su control.

En el primer trimestre del año, la demanda eléctrica española cayó el 7,5 por ciento y el precio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) bajó el 30,6 por ciento, recordó Endesa, que apuntó que, no obstante, sus ingresos peninsulares aumentaron el 4,1 por ciento, hasta los 3.238 millones.

La producción eléctrica peninsular fue de 16.550 gigavatios hora (Gwh), el 9,1 por ciento menos, y la compañía superó los 1,3 millones de clientes en el mercado liberalizado español.

Las ventas nacionales de gas ascendieron a 15.826 Gwh, con un aumento del 21,4 por ciento.

En Latinoamérica, Endesa, que opera en Chile, Colombia, Brasil, Perú y Argentina, obtuvo un beneficio neto de 129 millones de euros, el 0,8 por ciento más, con un incremento de la generación del 3,7 por ciento, hasta los 16.096 Gwh, con una dispar evolución de la demanda por países.

Al cierre de marzo, la deuda neta de Endesa ascendía a 21.641 millones de euros, el 54 por ciento más que un año antes, debido, fundamentalmente, al dividendo de 6.243 millones de euros pagado en marzo y que incluía la totalidad de las plusvalías generadas por la venta de activos a E.On.

La compañía añadió que, además, a 31 de marzo, tenía acumulado un derecho de cobro por valor de 3.086 millones por la financiación del déficit de tarifa y de 2.011 millones por las compensaciones derivadas de los sobrecostes de la generación extrapeninsular.