Europa apuesta por diversificar y dar más garantías al suministro de gas

  • Sofía, 25 abr (EFE).- La necesidad de diversificar las fuentes y las rutas de suministros de gas natural para Europa y de cooperación entre los países implicados, marca hoy la segunda jornada de una conferencia internacional sobre energía que se celebra en Sofía.

Europa apuesta por diversificar y dar más garantías al suministro de gas

Europa apuesta por diversificar y dar más garantías al suministro de gas

Sofía, 25 abr (EFE).- La necesidad de diversificar las fuentes y las rutas de suministros de gas natural para Europa y de cooperación entre los países implicados, marca hoy la segunda jornada de una conferencia internacional sobre energía que se celebra en Sofía.

Bajo el nombre "Gas natural para Europa: seguridad y cooperación", esta cumbre analiza la importancia de que los Estados productores, de tránsito y consumidores trabajen de forma conjunta.

Además, los representantes de los 29 países que participan en la reunión discuten las vías de financiación de grandes proyectos que permitan diversificar las vías de suministro de gas.

Entre los Estados participantes se cuentan naciones de las regiones de Mar Caspio, Asia Central, Mar Negro, los Balcanes, más los Estados Unidos y Rusia, además de la Unión Europea (UE).

El foro energético concluirá hoy con la aceptación de declaración común sobre cómo gestionar la distribución y consumo de gas.

Los elementos claves de este documento se refieren a la creación de una nueva política europea de energía, la búsqueda de nuevos acuerdos y garantías internacionales sobre la seguridad energética de Europa y la prevención de situaciones de crisis por corte de suministros.

Durante el foro el emir de Qatar, Sheikh Hamad bin Khalifa Al-Thani, y el ministro de petróleo egipcio, Sameh Fahmy, se comprometieron a suministrar gas liquido y además cantidades de combustible para el proyecto de gasoducto europeo, Nabucco.

Nabucco, liderado por el consorcio austríaco OMV y con el apoyo de la UE y Estados Unidos, pretende llevar a Europa gas de la región del mar Caspio y Asia Central, así como de Oriente Medio y Próximo, atravesando Turquía, Bulgaria, Rumanía, Hungría y Austria, pero sin pasar por Rusia.

Este proyecto compite el "South Stream", un plan del gigante energético ruso Gazprom y la compañía italiana ENI con un coste que se calcula en 10.000 millones de euros para tender un gasoducto que suministre gas ruso a Bulgaria y a otras zonas de Europa.

Sofía apuesta también para eliminar los "mediadores entre los países productores, los países de tránsito de combustible y los países consumidores", un asunto que han recibido el apoyo del resto de delegados.