Europa se hunde aún más en la recesión, arrastrada por las grandes economías

  • Bruselas, 15 may (EFE).- La situación de la economía europea continuó deteriorándose en los primeros meses del año, cuando, arrastrada por el desplome de las grandes economías, tanto la zona del euro como la UE sufrieron un retroceso histórico del 2,5%.

Bruselas, 15 may (EFE).- La situación de la economía europea continuó deteriorándose en los primeros meses del año, cuando, arrastrada por el desplome de las grandes economías, tanto la zona del euro como la UE sufrieron un retroceso histórico del 2,5%.

Se trata de la mayor caída trimestral del Producto Interior Bruto (PIB) para las dos áreas desde 1995, cuando comenzaron los registros de Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

En relación con el primer trimestre de 2008, la actividad se desplomó el 4,6% en los países de la moneda única y el 4,4% en los Veintisiete, en ambos casos también las tasas más negativas de la serie histórica.

Los primeros cálculos divulgados hoy por Eurostat para el primer trimestre confirman que la recesión en Europa se está agravando, ya que la caída del PIB es cada vez mayor (el último trimestre de 2008, la contracción fue del 1,6% en la eurozona y del 1,5% en la UE).

Resulta especialmente preocupante la contracción de la primera economía comunitaria, la alemana, sumida en una recesión más profunda de lo esperado, debido al hundimiento de su principal sustento, las exportaciones, en un contexto de extrema debilidad del comercio mundial.

El PIB alemán se contrajo el 3,8% de enero a marzo, la peor tasa desde que en 1970 empezó a calcularse ese dato de manera sistemática, y el 6,9% si se compara con el mismo periodo del año anterior.

La duda es si el primer trimestre ha sido el momento más bajo de la crisis o si la recesión aún puede ir a más.

Desde la Comisión Europea, reconocen que, aunque el desplome ha sido algo mayor de lo previsto, los datos de Eurostat "no son una sorpresa" e insisten en que la situación debe ir mejorando a partir de ahora, para iniciar una recuperación gradual en 2010.

En esa línea, el responsable europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, habló ayer de la existencia de "algunas señales positivas" en la economía europea, aunque dejó claro que "la vuelta al crecimiento no está aquí todavía".

Y es que, aunque la mayor sorpresa de hoy es la caída en picado del PIB alemán, la situación no es mucho mejor en el resto de países.

Francia, que hasta ahora se mantenía algo mejor que sus socios, sufrió una caída trimestral de la actividad del 1,2% (-3,2% en tasa interanual), lo que ha llevado al Gobierno a reconocer que el bajón a final de año puede superar al sufrido en las dos últimas grandes crisis, de 1975 y 1993.

España, por su parte, también atraviesa la recesión más grave desde que comenzaron los registros, en 1970, al sufrir una caída de la actividad de enero a marzo del 1,8% y del 2,9% si se compara con los mismos meses del año pasado.

Por su parte, la economía italiana reculó el 2,4% (-5,9% interanual, la mayor bajada desde 1980) y la del Reino Unido retrocedió el 1,9% (-4,1% respecto a los tres primeros meses de 2008).

A la vista de estos datos, que son todavía provisionales, parece que la economía europea, que tardó más en entrar en barrena que la estadounidense, atraviesa ahora una situación mucho más delicada.

Mientras el PIB estadounidense ha estabilizado en los primeros meses del año su ritmo de caída (bajada del 1,6% tanto en el último trimestre de 2008 como en el primero de 2009), los descensos en Europa son cada vez más acusados.

Así, en el área del euro, el PIB ha pasado de caer el 0,2% en el segundo y tercer trimestre de 2008, a retroceder el 1,6% en el cuarto y desplomarse el 2,5% en el primero de 2009.

En la misma línea, la economía de los Veintisiete descendió el 0,1% en el segundo trimestre del año pasado, el 0,3% en el tercero, el 1,5% en el cuarto, para hundirse el 2,5% de enero a marzo de este año.

El deterioro es tan generalizado que, de los dieciséis Estados miembros que cuentan con información actualizada, sólo Eslovaquia escapa por el momento a la denominada recesión técnica.