Exito del primer 'stent' farmacólogico español

BARCELONA, 21 (EUROPA PRESS)

El primer 'stent' farmacológico español, indicado para tratar la obstrucción de arterias coronarias, reduce hasta un 75 por ciento la posibilidad de que los vasos afectados por un infarto o una angina de pecho vuelvan a cerrarse, según concluye la primera fase de la investigación de este dispositivo coronario producido íntegramente en Cataluña y formado por una pequeña malla metálica que libera fármacos en la zona dañada.

Así lo explicó en declaraciones a Europa Press el jefe de Hemodinámica Cardíaca del Hospital del Mar de Barcelona, Antoni Serra, que ayer presentó los primeros resultados de la aplicación en el Congreso EuroPCR'09, el más importante sobre cardiología intervencionista, en el que se dan cita 12.000 profesionales relacionados con la especialidad.

Serra destacó la "buena acogida" de la tecnología por los "buenos" resultados que arroja el estudio, que ha utilizado una muestra de 117 pacientes del Hospital del Mar, el Clínic de Barcelona, el de Bellvitge, en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), el Princesa Sofía de León y el Meixoeiro de Vigo.

A 77 pacientes se les aplicó el 'stent' bautizado como 'IRIST', mientras que a 40 se les aplicó un 'stent' metálico convencional sin fármacos. El resultado es que el primero logró reducir hasta un 75 por ciento la estenosis, que es el estrechamiento de las arterias.

Además, la introducción de una capa de polímero en el 'stent' impregnada de fármacos, antiinflamatorio y 'simvastina' --que sirve para tratar el colesterol--, ha conseguido "no sólo que la arteria no se cierre, sino que se inhiba la proliferación de células que provocan el cierre del 'stent' y favorezca el crecimiento de células que aseguran la pared vascular", remarcó Serra.

Con ello, se "mejora la seguridad del paciente a largo plazo", explicó el experto, que señaló que los fármacos utilizados ya hace una veintena de años que se encuentran en el mercado, han demostrado su eficacia y aportan "buenos resultados" en su aplicación directa con la arteria dañada.

La empresa Iberhospitex, ubicada en Lliça de Vall (Barcelona), ha desarrollado el 'stent' farmacoactivo, en colaboración con grupos de investigación clínica, los hospitales y el laboratorio Uriach.

A LA ALTURA DE MULTINACIONALES EE.UU.

La investigación de esta tecnología, que proseguirá con mayores muestras de enfermos, se inició hace cuatro años, y Serra se mostró confiado en que está "a la altura" de los aplicaciones elaboradas por multinacionales norteamericanas, que actualmente copan el mercado.

Además, enfatizó la significación que tiene que una empresa española haya conseguido elaborar un 'stent' de estas características, que además de lograr buenos resultados en animales también los ha ratificado en humanos. "Con él, competimos con los mejores que hay actualmente en el mundo", remarcó.