Expertos recomiendan el consumo de arándano rojo para prevenir la cistitis

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

Expertos recomiendan el consumo de arándano rojo para prevenir la cistitis, ya que, según destacan, con la llegada del verano, la aparición de infecciones urinarias en la mujer se hace más habitual a causa del contacto de la zona vaginal con tejidos húmedos y el cloro.

El jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital General de Ciudad Real y del Hospital General de Tomelloso y Presidente de la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica (SEGIF), el doctor Javier Haya, señaló que "el arándano rojo americano y sus principios activos, las proantocianidinas, constituyen una alternativa natural, eficaz y segura para prevenir las infecciones urinarias".

Tal como diferentes estudios científicos han demostrado, los proantocianidinas (PAC) del 'cranberry' evitan que las bacterias se fijen a las paredes del tracto urinario, haciendo que éstas fluyan y sean eliminadas por la orina, e impidiendo, pues, que causen infecciones.

Por su parte, el director del Instituto Urológico Madrileño y pionero en España en la prescripción de arándanos a mujeres afectadas por cistitis, el doctor Juan Carlos Ruiz de la Roja, afirmó que se puede ratificar lo que dicen la mayoría de los estudios, ya que "durante diez años han sido muchas las mujeres y especialmente a las que padecían infecciones causadas por 'E. Coli.' a las que he recomendado consumir todo tipo de derivados de arándano rojo".

Según estudios publicados por la Harvard Medical School de Boston, beber cada día 300 ml de zumo de arándano rojo o consumir su equivalente en otros productos de cranberry puede reducir de forma significativa los riesgos de repetición de infecciones urinarias.

Diferentes investigaciones han puesto de manifiesto que el efecto antiadherente de la PAC del arándano se produce cuatro horas después de su consumo, mientras que el mayor efecto se inicia pasadas ocho horas y en las siguientes doce a veinticuatro horas es cuando se forma la protección. Por este motivo, puede conseguirse una protección estable y duradera espaciando la ingestión diaria y consumiendo cranberries por la mañana y por la noche.

Tanto Javier Haya como Juan Carlos Ruiz de la Roja han participado en el documento de consenso publicado en 2008 por la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica, en el cual se recomienda el uso del arándano rojo americano contra la cistitis recurrente. Este consenso se desarrolló en colaboración con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y la European Pharmaceutical Law Group (Eupharlaw).