General Motors cierra su planta de camionetas en Canadá ante la caída de las ventas

  • Toronto (Canadá), 14 may (EFE).- General Motors (GM) cerró hoy la planta de camionetas que tenía desde hace 44 años en la localidad canadiense de Oshawa, a unos 60 kilómetros al este de Toronto, lo que supone la eliminación de 2.600 puestos de trabajo.

GM advierte que se tendrá que declarar en quiebra si no canjea su deuda

GM advierte que se tendrá que declarar en quiebra si no canjea su deuda

General Motors cierra su planta de camionetas en Canadá ante la caída de las ventas

General Motors cierra su planta de camionetas en Canadá ante la caída de las ventas

Toronto (Canadá), 14 may (EFE).- General Motors (GM) cerró hoy la planta de camionetas que tenía desde hace 44 años en la localidad canadiense de Oshawa, a unos 60 kilómetros al este de Toronto, lo que supone la eliminación de 2.600 puestos de trabajo.

El cierre de la planta es parte de la reestructuración de la compañía y ha sido forzada por la drástica caída de la demanda de camionetas, categoría que incluye todoterrenos, monovolúmenes, "pickups", furgonetas y camionetas. GM anunció el año pasado el fin de las operaciones de las instalaciones.

La planta, donde se montaban los modelos GMC Sierra y Chevy Silverado, llegó a producir 323.000 vehículos en 2000, cuando operaba a plena capacidad con tres turnos de trabajo y 3.500 trabajadores.

Desde enero, la planta sólo funcionaba a un tercio de capacidad, con un turno de trabajo.

Un analista del sector declaró al periódico Toronto Star que el cierre definitivo de esta planta supondrá la pérdida de otros 12.000 empleos en empresas relacionadas.

En Oshawa, General Motors tiene localizada sus oficinas centrales en Canadá y otra planta de montaje donde produce autos.

Un estudio de la firma AutomotiveCompass señaló que aunque GM se ha comprometido con las autoridades canadienses a mantener 20% de su producción norteamericana en Canadá, es imposible que la empresa cumpla con su promesa.

El periódico The Globe and Mail dijo que el estudio señala que en 2008 la producción de GM en Canadá cayó a 18% y que este año se situará en 14%. En el futuro, los analistas indican que será difícil que la cuota canadiense alcance el 15%.

Canadá se ha comprometido a proporcionar 6.000 millones de dólares canadienses (5.100 millones de dólares de EE.UU.) en ayudas a cambio de que GM mantenga 20% de su producción norteamericana en el país.

El último vehículo producido por la planta de Osahawa, un GMC Sierra valorado en 47.000 dólares canadienses (39.950 dólares de EE.UU.), fue rifado y el dinero obtenido será donado al Hospital Infantil de Toronto.