General Motors rechaza la solución de una empresa fiduciaria para Opel, según Focus

  • Berlín, 16 may (EFE).- La propuesta del Gobierno alemán de crear una empresa fiduciaria que acoja los activos de Opel hasta encontrar un inversor definitivo cuenta con la oposición del consejero delegado de General Motors (GM), Fritz Henderson, según el semanario alemán "Focus".

General Motors rechaza la solución de una empresa fiduciaria para Opel, según Focus

General Motors rechaza la solución de una empresa fiduciaria para Opel, según Focus

Berlín, 16 may (EFE).- La propuesta del Gobierno alemán de crear una empresa fiduciaria que acoja los activos de Opel hasta encontrar un inversor definitivo cuenta con la oposición del consejero delegado de General Motors (GM), Fritz Henderson, según el semanario alemán "Focus".

La publicación, que sale a la venta el lunes, adelantó hoy que la compañía alemana Opel es sólo "una cáscara vacía" puesto que su casa matriz, la estadounidense GM, ha ofrecido en garantía al Gobierno y a los bancos de su país en garantía a la Casa Blanca y al estamento bancario los centros de producción y las patentes de Opel.

Handerson "no cede los derechos de propiedad", apunta el semanario.

Berlín anunció el jueves su interés por crear una empresa fiduciaria para el caso de Opel, un modelo que permitirá ganar tiempo para continuar las negociaciones con potenciales inversores, dijo el ministro de Economía, Karl-Theodor von Guttenberg.

El ministro añadió, sin embargo, que la condición previa para que pueda llevarse adelante este modelo, apoyado por avales y garantías de institutos financieros estatales alemanes, es que los potenciales inversores hayan presentado un plan de futuro concreto.

Según Guttenberg, el fabricante de automóviles italiano Fiat, y el de componentes austríaco-canadiense Magna se han comprometido a presentar sus respectivos planes antes del 20 de mayo.

La fórmula de una sociedad fiduciaria como solución transitoria para los activos europeos de la estadounidense GM tiene como objetivo preservarlos de una eventual suspensión de pagos de la casa matriz.

Según han recogido varios medios alemanes, Opel necesita hasta 2010 una ayuda económica de entre 3.000 y 3.500 millones de euros para seguir funcionando, la mitad de esa cifra en los próximos seis meses.