Georgia celebra su independencia con tensiones políticas

TIFLIS (Reuters) - Miles de manifestantes de la oposición acudieron el martes a un estadio de fútbol para celebrar el Día de la Independencia Georgiana, desafiando a las autoridades, que cancelaron un tradicional desfile militar por temor a nuevos disturbios.

Los manifestantes casi llenaron el estadio con capacidad para 60.000 personas en Tiflis antes de una marcha prevista por la capital de la ex república soviética.

Los opositores, algunos acampados en falsas celdas, llevan bloqueando calles en el centro de Tiflis seis semanas, exigiendo al presidente Mijeil Saakashvili que dimita por su historial en la democracia y la desastrosa guerra del año pasado con Rusia.

"Este liderazgo se ha desacreditado a sí mismo", dijo la manifestante de 54 años Lamara Buadze. "Estamos aquí y seguiremos aquí hasta que este presidente dimita".

Las autoridades cancelaron la habitual marcha militar que conmemora la independencia de la Unión Soviética en 1991, diciendo que querían evitar la confrontación con los manifestantes en el recorrido del desfile por la Avenida Rustaveli.

La situación está incrementando la tensión en Georgia, parte de una región que Rusia considera dentro de su tradicional esfera de influencia pero que sirve como ruta de tránsito para el petróleo y gas a Occidente.

El presidente de 41 años ha resistido hasta ahora las peticiones de dimisión, y algunos analistas cuestionan si la oposición tiene suficientes apoyos o unidad como para desbancarle. Los sondeos sugieren que la mayoría de los georgianos, ante los efectos de la crisis económica internacional, prefieren el diálogo político a la reforma del sistema.