Gobierno canario apuesta por liberalizar el mercado eléctrico de baja tensión ante el monopolio de Endesa

Etiquetas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 23 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Canarias apuesta por la liberalización del mercado eléctrico de baja tensión en las islas para que haya competencia entre cinco empresas comercializadoras autorizadas por el Estado, frente al "monopolio" de Unelco Endesa en el archipiélago.

Así lo manifestó hoy a los medios el director general de Energía del Ejecutivo regional, Adrián Mendoza (CC), acompañado por la directora general de Consumo, Sinesia Medina, antes de una reunión con las asociaciones de consumidores y oficinas de información al consumidor de la provincia de Las Palmas.

La finalidad del encuetro era hacer llegar al máximo número de usuarios la recomendación de que se pongan en contacto con una empresa comercializadora para garantizar que les será aplicada la tarifa de último recurso a partir del 1 de julio del presente año.

Esta recomendación es especialmente importante para los usuarios que tengan contratada una potencia de entre 10 y 15 kilowatios, puesto que para los contratos superiores a más de 10 kilowatios, el mercado quedará completamente liberalizado, sin intervención estatal en la estipulación de límites máximos o mínimos a cobrar por las operadoras del sistema eléctrico.

Mendoza admitió que Iberdrola, Unión Fenosa Metra, Hidrocantábrico y E.ON --además de Endesa-- están autorizadas para instalarse en Canarias como operadores de último recurso "pero no está materializado su traspaso" en tanto que no cuentan con oficinas abiertas en las islas.

CONTACTOS PARA CONOCER SUS "PLANES DE DESPLIEGUE"

El director general manifestó que la administración autonómica ha recordado a la Comisión Nacional de Energía que "en Canarias la liberalización es porque ellos lo dicen porque en verdad no hay un mercado competitivo en el archipiélago". "Hay un monopolio de facto en Canarias", apuntó.

De hecho, el Gobierno regional solicita "información a las comercializadoras que están dadas de alta para ejercer en Canarias de cuáles son sus planes de despliegue en esta Comunidad Autónoma". "No nos vale de nada que se hayan dado de alta en la Comisión Nacional de Energía para comercializar energía en Canarias si al final no ponen comerciales en la calle haciendo lo que está haciendo, con toda la legalidad, Endesa Comercializadora", apuntó.

"Creemos que la liberalización del mercado pasa por ahí, porque haya competencia entre comercializadoras y en Canarias lamentablemente no la hay", agregó Mendoza.

A su juicio, la ciudadanía debe "acostumbrarse a que puede pedir ofertas y no sólo quedarse con el comercializador tradicional que hay en Canarias". "No es que vayamos en contra del comercializador tradicional, sino que ya que hay una libertad de mercado y se puede poder llamar a otros comercializadores y cambiar el chip en nuestras mentalidades", apostilló.

HASTA 2010

El representante del Gobierno de Canarias recordó, además, la obligación que tienen las empresas distribuidoras de adjuntar a las facturas, a partir de ahora y hasta 2010, una carta informativa en la que se explica a los consumidores a qué compañías comercializadoras pueden acudir en su zona para contratar el suministro.

Mendoza explicó, así, que el Real Decreto 485/2009, de 3 de abril, establece que el mercado eléctrico de baja tensión quedará liberalizado a partir del día 1 de julio de 2009 y que el suministro, que hasta ahora han dispensado las empresas distribuidoras del sistema eléctrico, pasará a manos de empresas comercializadoras.

La salvedad a esta liberalización de operadores y tarifas de baja tensión es la llamada tarifa de último recurso, por la que los consumidores y usuarios que tengan contratada una potencia inferior a los 10 kilowatios seguirán recibiendo sus facturas adaptadas a unos límites máximos y mínimos fijados por el Estado.

En el texto del Real Decreto 485/2009 se establece que se cobrará la tarifa de último recurso a los clientes con una potencia contratada menor a los 10 kilowatios y que se acojan a ella, y dice textualmente que "se entenderá que un consumidor se acoge a la tarifa de último recurso cuando contrate y sea suministrado por un comercializador de último recurso".

EVITAR "LÍOS"

Al poder entender alguna de las partes implicadas que no es de obligación facturar de acuerdo a los topes máximos fijados por el Estado si el cliente no ha contratado específicamente la tarifa de último recurso, y ante la posible confusión que puede generar este nuevo cambio entre los usuarios del sistema eléctrico, las direcciones generales de Energía y Consumo del Gobierno de Canarias han iniciado ya una ronda de contactos, para garantizar que la transición se realiza de la forma más fluida posible.

El director general de Energía hizo especial hincapié en la campaña de información sobre la liberalización del mercado eléctrico de baja tensión, promovida por el Ejecutivo regional entre asociaciones de consumidores y empresariales hasta el próximo mes de mayo, a fin de "evitar líos" como los ocasionados en la facturación realizada por Unelco en facturas de los consumos realizados en 2008 y que han sido facturados este año con el nuevo sistema tarifario.