Granado dice que hay que mantener la edad de jubilación para sostener el sistema

  • Bilbao, 8 may (EFE).- El secretario de Estado para la Seguridad Social, Octavio Granado, ha afirmado hoy que en el futuro y "gobierne quien gobierne" habrá que buscar "formas para conseguir que se mantenga" la edad de jubilación porque, de lo contrario, el sistema de pensiones "no será sostenible".

Granado dice que hay que mantener la edad de jubilación para sostener el sistema

Granado dice que hay que mantener la edad de jubilación para sostener el sistema

Bilbao, 8 may (EFE).- El secretario de Estado para la Seguridad Social, Octavio Granado, ha afirmado hoy que en el futuro y "gobierne quien gobierne" habrá que buscar "formas para conseguir que se mantenga" la edad de jubilación porque, de lo contrario, el sistema de pensiones "no será sostenible".

Según ha advertido en unas jornadas organizadas por UGT en Bilbao sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones y la mejora de la protección social, "si no optamos por manejar la variable de la edad de jubilación, deberemos optar por manejar la variable de la cuantía de la pensión".

"Si no ajustamos el tiempo de duración de la prestación, ajustaremos el precio", ha insistido.

En la actualidad, la edad media de jubilación en España está situada en 63 años y 10 meses, que es "elevada" en relación al resto de países europeos, según ha indicado.

El secretario de Estado ha descrito una situación "relativamente complicada" debido a que España es uno de los países con menores tasas de natalidad y mayores esperanzas de vida, a lo que se suma la entrada al mercado de trabajo de las nuevas generaciones "mucho más tarde" en comparación con las anteriores.

Ello, según ha explicado, implica que hay menos cotizantes a la Seguridad Social que empiezan a pagar más tarde, más jubilados que viven más tiempo y quieren cobrar mejores pensiones y trabajadores que quieren jubilarse antes. En estas condiciones, "el sistema no es sostenible", ha evidenciado.

El secretario de Estado para la Seguridad Social ha augurado que el sistema tendrá déficit entre 2030 y 2050 y el Estado "tendrá que aportar dinero", pero después "tiene que mantenerse en equilibrio".

Granado ha señalado que el País Vasco, donde las jubilaciones anticipadas supusieron en 2007 el 56,8% del total, "lleva muchos años siendo deficitario" en términos de pensiones.

Según sus datos, mientras en España los gastos en pensiones en relación al PIB supusieron en 2007 un 8,9% y los ingresos un 10,3%, en el País Vasco los pagos supusieron un 10,3%, un porcentaje algo superior al 10% en que se situaron los ingresos.

Granado también ha abogado por evitar que la Seguridad Social "pague la factura de situaciones de crisis", en referencia a que cuando hay reconversiones "la gente se jubila antes y cobra pensiones".

A su juicio, los procesos de reconversión hay que plantearlos con impuestos pagados por "todos los ciudadanos", y "no con las cotizaciones que pagan los trabajadores a la Seguridad Social".

El secretario de Estado ha abogado por "seguir prolongando voluntariamente" la edad de jubilación, evitar "el recurso fácil de las empresas de solucionar sus problemas de exceso de capacidad derivando al sistema de pensiones a la gente" y cambiar las condiciones de trabajo en favor de una salida del mercado de trabajo paulatina.

Granado ha señalado que la ley de jubilación parcial de 2002 para "flexibilizar" la edad de jubilación con salidas paulatinas del mercado de trabajo se ha convertido en la práctica en una forma de "anticipar" la jubilación y no ha cumplido el objetivo que tenía.

El secretario de Estado ha tratado, asimismo, sobre la nueva organización de la administración de la Seguridad Social a través de la proyectada Agencia Única de la Seguridad Social, que, según ha dicho, está prevista su entrada en funcionamiento en enero de 2011, tras el trámite parlamentario pertinente del proyecto de ley regulador del organismo y su negociación con los agentes sociales.

Según ha explicado, la futura Agencia Única unificará distintos organismos de la Seguridad Social con el objetivo de dar "un impulso" al sistema.