Griñán insiste en la descentralización y aboga por una reforma de la financiación de las autonomías y los ayuntamientos

MÁLAGA, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, insistió hoy en su apuesta por la descentralización local y abogó por que venga acompañada de una reforma de la financiación de las autonomías y de las corporaciones locales.

"Tenemos poca autonomía financiera", manifestó Griñán en su primera visita institucional a Málaga, y afirmó que más de un 70 por ciento de los recursos tributarios de España los recauda la Administración General del Estado a pesar de que sus competencias "abarcan bastante menos del 50 por ciento".

Para Griñán, que estuvo acompañado por los consejeros de Cultura y Turismo, Comercio y Deporte, los malagueños Rosa Torres y Luciano Alonso, respectivamente, "hay que reformar todo el sistema de financiación dando más autonomía a las entidades locales y a las comunidades autónomas", insistió, y agregó que esa autonomía debería proceder de ingresos de naturaleza estable, ya que, según dijo, cuando están ligados al ciclo económico, las administraciones territoriales "padecen más".

A juicio del máximo dirigente andaluz, la estabilidad del sistema está en que los impuestos estén ligados a los ingresos generales. "Una vez conseguido esto, se deben distribuir competencias con la financiación adecuada entre las distintas administraciones y sabemos que hay competencias de la Junta que pueden ejercer, por mayor proximidad y eficacia, las corporaciones locales", sentenció, al tiempo que admitió que lo anterior "exige un gran paquete de distribución de recursos".

A esta descentralización "política", que reconoció como más compleja; se uniría la administrativa, "que es más sencilla y en la que estamos trabajando".

FISCALIDAD

Respecto a la propuesta de fiscalidad, emplazó a la nueva consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, pero indicó que es necesario que se produzca el paquete de financiación autonómica.

"Nos conferirá más capacidad normativa y luego haremos una reforma global y no agujereando impuestos, que es lo peor que podemos hacer", aseveró, y apuntó que los sistemas fiscales son "las columnas de la civilización", de ahí que prefiera un sistema progresivo donde pague más el que más tiene. "No apuesto para nada por desmantelar fiscalmente una administración porque eso es un peor servicio para los ciudadanos", concluyó Griñán.