Gürtel.- Bosch niega haber adjudicado locales municipales de Boadilla en condiciones ventajosas a empresarios afines

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El diputado popular en la Asamblea de Madrid y gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda de Boadilla del Monte, Alfonso Bosch Tejedor, negó hoy los hechos que supuestamente le atribuyen las grabaciones de Francisco Correa, principal imputado en la Operación Gürtel que investiga la Audiencia Nacional, y que obran en poder del juez Baltasar Garzón respecto a que adjudicó locales municipales de Boadilla del Monte en condiciones ventajosas a empresarios afines. "Los hechos fueron objeto de un procedimiento público mediante un concurso difundido en medios nacionales. La mesa de contratación constituida al efecto y de la que, entre otros, formaban parte y estaban presentes los portavoces de los grupos municipales del PSOE y del Grupo Independiente de Boadilla del Monte, consideró como oferta más ventajosa", señaló en un comunicado. Según la información de la cadena Ser, Correa dice en las grabaciones en poder de Garzón que, a través de Bosch, se adjudican en condiciones ventajosas locales municipales de Boadilla del Monte a la empresa de Ramón Blanco, otro de los imputados y que en época de José María Aznar y en medio del privatización de Repsol, accedió a la cúpula de la empresa petrolera. En este sentido, Bosch explicó que la adjudicación de dicho concurso fue adoptada por el consejo de administración a propuesta de la mesa de contratación. El diputado, que reconoció conocer a Correa porque éste "organizó durante muchos años actos del partido", negó no obstante ningún trato de favor. RESIDENCIA Igualmente, el diputado destacó que no ha formado parte del Gobierno del Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial, si no de El Escorial, durante un periodo de 12 años, y durante ese tiempo no conoció "ningún asunto relativo a ninguna residencia, al no constar denuncia alguna sobre ninguna dotación residencial" tal y como se desprende de esa misma información. En concreto, la grabación en la que se involucra a Bosch señala, según la radio: "Íbamos a adjudicar una cosa grande, una residencia de la tercera edad en Boadilla (...) yo ganaba un pastón". Precisamente, el PSOE de Boadilla del Monte denunció en octubre de 2006 ante la Fiscalía de Medio Ambiente y en la Consejería el concurso convocado por el Ayuntamiento para adjudicar una parcela municipal en uso para la construcción de una residencia para mayores, que finalmente no se llevó a cabo. Según los socialistas, la residencia se construiría sobre una parcela de casi 19.000 metros cuadrados "en pleno Monte de Boadilla", por lo que recordaron que el Plan de Urbanismo requería un estudio ambiental previo a cualquier actuación sobre la misma, el cual no existía. Finalmemte el proyecto fue desestimado por el equipo de Gobierno en el año 2007 por la gran oposición presentada, motivo por el que el PSOE retiró la denuncia. "No se volvió a saber nada más del tema pero es que era una barbaridad porque pretendía construir una residencia de mayores privada en todo el monte, para lo que no habían dudado en talar encinas centenarias. Lo que pretendían era levantar un negocio privado en suelo público y sin recibir nada a cambio", explicó hoy el portavoz socialista de Boadilla, Pablo Nieto, en declaraciones a Europa Press. Sin embargo, la residencia municipal siguió 'en el ojo del huracán' en esta localidad madrileña: la hasta ahora número dos del Partido Popular de Boadilla del Monte, María Jesús Díaz, señaló ayer a Europa Press que una de las cuestiones "más polémicas" que provocó un "punto de inflexión" con el ex alcalde Arturo González Panero fue su oposición a la construcción de esta residencia de ancianos en pleno monte. "Yo me negué rotundamente. Si tenía que votar que no, iba a votar que no. Ese fue un punto de inflexión. Pero no fue el único porque siempre he ejercido mi responsabilidad", añadió la popular.