Hallan los restos que pueden ser de uno de los primeros reyes mayas en Honduras

  • Tegucigalpa, 9 may (EFE).- Un grupo de arqueólogos encontró en un templo de piedra, en Copán, en el oeste de Honduras, los restos de un hombre, quien pudo ser uno de los primeros reyes mayas, informó hoy una fuente oficial.

Hallan los restos que pueden ser de uno de los primeros reyes mayas en Honduras

Hallan los restos que pueden ser de uno de los primeros reyes mayas en Honduras

Tegucigalpa, 9 may (EFE).- Un grupo de arqueólogos encontró en un templo de piedra, en Copán, en el oeste de Honduras, los restos de un hombre, quien pudo ser uno de los primeros reyes mayas, informó hoy una fuente oficial.

El arqueólogo Ricardo Agurcia dijo a periodistas que su más reciente descubrimiento, hacia septiembre de 2008, en el parque arqueológico maya de Copán Ruinas, es el templo Oropéndola, cuya construcción data entre los años 550 y 700 después de Cristo.

En el mismo sitio, indicó Agurcia, se encontró un recinto fúnebre con los restos de un personaje que se presume fue uno de los primeros reyes de Copán, una de las principales ciudades de la civilización maya, que vivió en el sur de México, Guatemala, Belice y Honduras entre los años 800 antes y 900 después de Cristo.

Agurcia, quien en el siglo pasado también descubrió en Copán Ruinas el templo Rosalila, trabaja en el Proyecto de Desarrollo Regional del Valle de Copán, del que no ha sido explorado ni la cuarta parte.

El experto dijo que los restos humanos hallados en la tumba del templo Oropéndola podrían datar de los años 440 o 450 después de Cristo, pero que todavía no se pueden precisar muchos detalles porque la investigación no ha concluido.

En la misma tumba se encontraron adornos tallados muy valiosos como vasijas de cerámica con alimentos, conchas de mar, ollas de mármol o alabastro, tres collares con incrustaciones de jade y orejeras, también de jade.

El templo Oropéndola se encontró unos tres metros debajo del cuarto central del edificio del mismo nombre, en la parte más alta de la Acrópolis de Copán, una de las estructuras en piedra más hermosas que dejaron los mayas.

En la parte alta del templo se aprecia el rostro de un jaguar, lo que hace suponer a los estudiosos de los mayas que es el principio de la tradición más importante de esa civilización, que dejó su historia escrita en piedra, barro, jade y obsidiana.

Una parte de los recientes hallazgos fueron presentados ayer en Copán Ruinas por el ministro de Cultura, Artes y Deportes, Rodolfo Pastor, indicó hoy la oficina de prensa de esa cartera en un comunicado.

Pastor fue acompañado por Agurcia y el gerente del Instituto Hondureño de Antropología e Historia, Darío Euraque, entre otras autoridades e invitados.

El parque arqueológico de Copán Ruinas se localiza en el departamento de Copán, limítrofe con Guatemala, unos 400 kilómetros al occidente de Tegucigalpa.