Hereu atribuye los incidentes a una minoría y afirma que el dispositivo de seguridad funcionó

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, dijo hoy que una minoría "ínfima" no empañó la celebración multitudinaria de ayer en la Plaza de Catalunya, que en general calificó de "muy positiva", pese a que hubo 50 detenidos.

Hereu aseguró que los mecanismos de seguridad funcionaron "correctamente" y añadió que el Ayuntamiento buscará "fórmulas jurídicas" para frenar a los reincidentes en actos vandálicos.

También dijo que la Plaza de Catalunya es el mejor lugar para las celebraciones barcelonistas porque permite aislar mejor a los que causan disturbios. Al preguntársele por los daños, Hereu dijo que es pronto para valorarlos económicamente, pero que éstos se centran en mobiliario urbano y no en establecimientos comerciales.

La ciudad centralizó la celebración en la Plaza de Catalunya para intentar trasladar el centro neurálgico tradicional de los triunfos del Barça, en la cercana fuente de Canaletes.

El alcalde aseguró que se trata de la primera celebración de un título, pero no la última. También se felicitó de que Barcelona y toda Catalunya celebrasen la victoria del Barça en la Copa del Rey.