Iberdrola inaugura en Escocia el mayor parque eólico de Europa y prevé duplicar en 2011 su potencia

Galán lo ve "un hito más" de la apuesta por Reino Unido y el primer ministro escocés destaca la "perfecta sintonía" con la eléctrica española

WHITELEE (ESCOCIA), 20 (EUROPA PRESS)

La compañía Iberdrola inauguró hoy en Escocia el mayor parque eólico de Europa, con una potencia instalada de 322 megavatios (MW) que prevé prácticamente duplicar hasta llegar a los 600 en 2011, según avanzó el presidente de la eléctrica, Ignacio Galán, de acuerdo con la "importante infraestructura hecha" ya en unas instalaciones de 55 kilómetros cuadrados, que han supuesto una inversión de 300 millones de libras (unos 340 millones de euros).

El encendido del último de los 140 aerogeneradores que quedaba por activar en el parque de Whitelee, en la localidad de Eaglesham, por parte de Galán junto al primer ministro escocés, Alex Salmond, supone la activación de una planta que equivale al consumo eléctrico de más de 180.000 hogares, al tiempo que evita la emisión a la atmósfera de 500.000 toneladas de CO2.

Para Galán, la planta representa "un hito más de la apuesta por este país", donde Iberdrola representa una de las principales eléctricas y donde su filial, Scottish Power, adquirida en 2007, la han convertido en la tercera empresa distribuidora nacional y líder en energía renovables, tras haber duplicado la capacidad instalada en 2008.

El parque de Whitelee supera ya al más grande con el que también la principal eléctrica española contaba en el Viejo Continente, situado en Maranchón (Guadalajara), que ha visto cómo la planta escocesa supera en torno a un tercio su potencia. Además, estas nuevas instalaciones cuentan con la particularidad de que serán las primeras del país en tener su propio centro de visitantes, que estará abierto al público el próximo septiembre.

SUPERVISIÓN Y CONTROL.

Sin embargo, el control de cada una de las 140 turbinas, al igual que el de la totalidad de las que componen los centenares de parques que Iberdrola tiene repartidos por todo el mundo, tendrá lugar en el CORE (Centro de Operación de Renovables) con el que la compañía cuenta en Toledo, desde donde se supervisa el funcionamiento conjunto de instalaciones que han convertido a la compañía en líder mundial en producción eólica, con 9.624 MW.

En el caso del de Whitelee, cuya construcción supuso la creación de 500 puestos de trabajo, la potencia con la que aspira a contar es de 600 MW, puesto que aunque parte con una capacidad de 322, el primer ministro escocés anunció hoy su disposición a ampliarlo "a corto plazo" en otros 130, que elevarán el total a 452, y está en estudio de viabilidad un segundo aumento de 140 que elevaría el total a 600.

PLAZOS DE AMPLIACIÓN DE POTENCIA.

El propio Ignacio Galán explicó que, una vez confirmadas las "buenas nuevas" de la primera fase de ampliación, la eléctrica "está trabajando ya en una segunda", que confió en lograr "a medio plazo" y que permitiría "seguro" que a la altura de 2011 esté concluida. "Tenemos mucha infraestructura hecha", recordó sobre un parque del que destacó que, pese a su cercanía a Glasgow, tan sólo 15 kilómetros, se encuentra "perfectamente integrado" en el espacio.

La inauguración se produjo tras la celebración ayer en la ciudad escocesa de los Consejos de Administración de Iberdrola, de Iberdrola Renovables y de Scottish Power, en base al interés de la eléctrica por reivindicar a su filial como "una pata más" de su apuesta por Reino Unido, en palabras de su propio presidente, quien calificó el parque de hoy como el "hito final de una serie de actuaciones" que han llevado a elevar hasta casi 10.000 la potencia manejada por Iberdrola.

Por su parte, Alex Salmond celebró la apuesta de la compañía por el ámbito renovable, según él, en la línea con las propias aspiraciones de su Gabinete, que pretende convertir a Escocia en uno de los territorios "líderes" en la materia, con hasta la mitad del total de la energía que necesita procedente de estas fuentes. En consecuencia, calificó de "perfecta sintonía" la que mantiene con Iberdrola y declaró: "Me gustan las personas como Ignacio Galán, que hacen, no dicen".