Industria anuncia nuevas ayudas al sector en la inauguración del Salón Barcelona

  • Barcelona, 8 may (EFE).- El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha anunciado hoy en la jornada inaugural del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona que el Gobierno trabaja en un nuevo plan de ayuda al automóvil que entrará en vigor cuando finalice el actual Plan Vive.

Barcelona, 8 may (EFE).- El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha anunciado hoy en la jornada inaugural del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona que el Gobierno trabaja en un nuevo plan de ayuda al automóvil que entrará en vigor cuando finalice el actual Plan Vive.

El ministro, que ha inaugurado el salón en compañía del Príncipe de Asturias, ha precisado que hasta que finalice el Plan Vive dentro de un mes no presentará el nuevo plan y ha eludido comentar si se entregarán ayudas directas a los compradores de vehículos.

"El Gobierno está trabajando, pero lo importante es que el Plan Vive pueda agotarse en el tiempo", ha manifestado Sebastián, quien se ha mostrado satisfecho de los resultados de este plan que potenciaba la apuesta por los vehículos ecológicos y de bajo consumo.

Sebastián ha explicado que para este nuevo plan iba a convocar una reunión "con todas las comunidades autónomas antes de que finalice el mes de mayo", con lo que ha mostrado el interés del Gobierno por pactar las nuevas ayudas con las autoridades autonómicas.

La 35 edición del Salón del Automóvil de Barcelona arranca con un sector del motor soliviantado por las dificultades que atraviesa y el descenso en ventas que sufre, motivo por el que ha incrementado sus peticiones de ayudas al Gobierno español para que se reactive esta industria.

A falta de grandes novedades, los ejecutivos que participan en un Salón que cumple 90 años han aprovechado las dos jornadas previas a la apertura al público de la feria -que será mañana- para mostrar a la prensa su malestar ante medidas como el Plan Vive, al enfatizar que se ha mostrado insuficiente para activar las ventas de vehículos en España.

El visitante que mañana acuda a esta cita con el motor tiene en este Salón, al que asisten 55 marcas expositoras (once más que el año anterior), una gran oportunidad de compra porque las marcas han apostado por convertir la feria en un gran concesionario en el que se pueden encontrar ofertas con descuentos superiores al 30 por ciento.

Esta apuesta por lograr compradores se enmarca en un salón en el que sólo se presentarán cuatro novedades mundiales, diez europeas y 48 primicias nacionales.

La crisis que soporta el sector del motor estará latente en esta feria y el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Francisco García Sanz, aprovechó hoy la expectación levantada por la cita para pedir al Gobierno "un plan de choque rápido e inmediato para apoyar la demanda" y destacó que la caída del sector español sólo es superada por la de EEUU.

Los directivos de las empresas del sector recuerdan las duras cifras del mercado, que acumula una caída en los cuatro primeros meses del año de casi el 44% y del 50% si se compara con los datos de 2007, el último año positivo.

Una vez que la Fira de Barcelona ha superado las numerosas dificultades existentes para celebrar un Salón que inicialmente tenía la negativa de fabricantes e importadores por la difícil situación del mercado, el Salón, que espera recibir hasta un millón de visitantes hasta el 17 de mayo, abrirá sus puertas al público mañana con ofertas "anticrisis".

Entre estas se encuentra el Tata Nano, "el coche más barato del mundo", que llegará al mercado europeo en 2011 y costará entre 3.000 y 4.000 euros.

Otro modelo buscado por el visitante será el original Fiat 500 Barbie (una de las novedades mundiales) o el que será el Audi Q3,

Audi expondrá en el Salón el "concept car" -el Audi Cross Coupé quattro- en el que se inspirará el SUV urbano Q3 que en 2011 será fabricado en la planta española de con una inversión de 300 millones de euros.

El grupo Fiat es uno de los que más se ha preparado para este Salón, incluida su división de vehículos comerciales, con descuentos de hasta el 30%, mientras que las rebajas de los coches Mazda varían según el modelo y la versión entre 600 y 4.500 euros y los de Land Rover incluyen disminuciones del precio de hasta el 25 por ciento.

Ford vuelve a sumarse a la corriente de descuentos con la campaña "vengo de parte del presidente", y rebaja el 20% el precio en turismos y el 25% en vehículos comerciales, mientras que Renault ofrece 1.000 euros adicionales a otro descuento si se entrega a cambio un turismo de más de diez años de antigüedad o de siete si es un comercial.