Industria cárnica espera que "no cunda el pánico", porque está demostrado que no se contagia por consumo

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La industria de la carne española confía en que, del mismo modo que ocurrió con la gripe aviar, "no cunda el pánico" entre los consumidores con el brote de gripe porcina, dado que "está más que demostrado" que la enfermedad no se transmite a través del consumo de productos derivados del cerdo.

El presidente de la sección de ibéricos de la Asociación de Industrias de la Carne de España (Iberaice), Julio Revilla, señaló, en declaraciones a Europa Press, que "no puede haber ningún virus" ni en la carne fresca, que se somete a calor para su consumo, ni en los productos curados, por el tiempo de curación.

"Además, la Organización Mundial de la Salud ha indicado ya que la transmisión se produce de persona a persona, aunque la procedencia de la gripe sea del cerdo, pero de animal vivo, no de carne", recalcó Revilla, quien hizo un llamamiento a la calma.

Según afirmó, en el sector no existe preocupación "en principio", porque los industriales conocen su producto y saben que no existe ningún problema y, porque "afortunadamente desde el primer momento" se ha dejado claro que la enfermedad no se transmite vía consumo.

En este sentido, se remitió al caso de la gripe aviar, en el que "al final se demostró que la enfermedad no se producía por el consumo, sino por contacto con aves, y no llegó a cundir el pánico". "Ahora esperemos que tampoco cunda el pánico", recalcó.

A este respecto, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, aseveró hoy que el virus se transmite entre humanos a través del aire y que, en ningún caso, a través del consumo de carne de cerdo. En este sentido, confirmó que no existe ninguna explotación agraria afectada "ni en España ni en México" y aseguró que los ciudadanos pueden seguir comiendo carne de cerdo "con total tranquilidad".

COMERCIO EXTERIOR.

De otro lado, preguntado acerca de la decisión de China de bloquear la importación de cerdo de México y Estados Unidos, el presidente de Iberaice consideró que se trata de una medida "un poco exagerada", que atribuyó a la "propaganda" del país asiático. En su opinión, el Gobierno chino intenta con esta decisión dar la imagen de que su cabaña está sana, cuando está "muy afectada" de distintas enfermedades.

Revilla señaló que "no sería deseable" que otros países asiáticos secunden esta medida, y defendió que, en cualquier caso, se podría prohibir la importación de animal vivo, pero no de productos de cerdo. De momento, Japón, uno de los mercados asiáticos más importantes para el producto español, no ha adoptado ninguna medida para "cerrar" el mercado, al ver claro que la transmisión no se produce vía consumo.

Esta industria cuenta con más de 3.500 empresas y emplea a 80.000 personas en España, según fuentes del sector. La producción de carne de porcino supera los 3,5 millones de toneladas, mientras que la de jamón y paletas alcanza 270.000 toneladas y la de embutidos y otros productos, 200.000 y 500.000 toneladas, respectivamente. El sector exporta más de 700.000 toneladas de carne, unas 25.000 toneladas de jamones y paletas, 28.000 toneladas de embutidos, y 30.000 toneladas de otros productos.