Industria dice que el comercio resiste mejor la crisis que otros sectores y apunta a "signos de recuperación"

El Gobierno prevé remitir en junio al Congreso la reforma de la Ley del Comercio Minorista

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo, reconoció hoy que las ventas del comercio al por menor han caído "fuertemente" en 2008 y principios de 2009 como consecuencia de la contracción del consumo, pero destacó que este sector resiste mejor la crisis que otros y que algunos indicadores, como los últimos datos del índice de confianza del ICO, apuntan a "ciertos signos de recuperación".

Durante su comparecencia en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Senado, Iranzo recalcó que este sector "se resiente menos en empleo y en caída de negocio" que otras actividades y, entre otros datos, detalló que la tasa de paro de la distribución comercial se sitúa en un 10,3%, siete puntos inferior al total de España.

La secretaria de Estado apuntó que la coyuntura económica actual ha afectado al sector de forma diversa en función del formato, con menor incidencia en las grandes cadenas y tiendas de descuento que en otro tipo de establecimientos que padecen la crisis "de forma más severa".

En su opinión, el avance de las marcas blancas han permitido que las grandes cadenas y tiendas de descuento sean los "destinos preferidos" del consumidor, al ofrecer productos bajo marcas del distribuidor hasta un 38% más baratos que la marca del fabricante en alimentación y más de un 40% en droguería y limpieza.

LEY DE COMERCIO

Por otro lado, Iranzo estimó que el Gobierno trasladará al Congreso de los Diputados el próximo mes de junio el anteproyecto de Ley de reforma de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista, que, entre otros puntos, recoge que la instalación de una superficie comercial no estará sujeta a autorización "como principio general".

El documento establece que sólo podrá exigirse autorización por razones "imperiosas" de interés general, que atenderán a la protección del medio ambiente y del entorno urbano, la ordenación del territorio y la conservación del patrimonio histórico y artístico.

La senadora del PP María Luisa Ceballos criticó que el Gobierno ha sido "poco valiente" con esta reforma, al considerar que debería "haber dado un paso más por la unidad de mercado" en lugar de "lavarse las manos" y dejar la decisión sobre las autorizaciones en las comunidades autónomas.

A este respecto, Iranzo replicó que la administración autonómica tiene atribuidas las competencias en materia de comercio interior, por lo que el Gobierno trata de preservar con esta modificación de la ley el contenido de la Directiva de Servicios, pero "no se puede olvidar el marco competencial".

Respecto a las recomendaciones de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) en relación con esta norma, la secretaria de Estado defendió que la transposición de la directiva permitirá "fomentar más la competencia" en el sector, con la libertad de establecimiento y la simplificación de trámites.