ISS España frena su ritmo de adquisiciones para consolidarse en tiempos de crisis

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de ISS España, Joaquim Borràs, aseguró hoy que la empresa, especializada en servicios de limpieza, jardinería, catering y mantenimiento, no tiene prisa por crecer mediante compras después de una década muy activa en adquisiciones, con más de 50 compañías integradas y una inversión acumulada de 300 millones de euros.

En un encuentro con los medios para celebrar el X aniversario de la compañía, Borràs explicó que ISS opta ahora por la prudencia para consolidar el perímetro de empresas del grupo, aunque mantiene abiertas algunas conversaciones con empresas de control de plagas y catering. "Es un buen momento para consolidar", tras cerrar en 2008 un total de ocho operaciones.

Según Borràs, ISS no se ha resentido de la crisis como firmas de otros sectores, aunque reconoció que ahora sus clientes --unos 37.000-- reclaman rebajar la factura de los servicios que les presta.

"Queremos ayudar a nuestros clientes", dijo Borràs, consciente de que si ISS no ofrece esta rebaja muchas cambiarían de proveedor. Con todo, Borràs explicó que esta reducción no es gratuita, ya que se ha tratado de optimizar los servicios. Puso como ejemplo la decisión de grandes empresas de recortar los días a la semana que utiliza el servicio de limpieza.

ISS se encarga de los servicios de limpieza de emblemáticos edificios, como Moncloa, el Liceu, la Sagrada Familia, el WTC de Barcelona o el Macba. Entre su listado de grandes empresas figuran Telefónica y La Caixa, además de hospitales y pymes.

Precisamente, Borràs comentó que fue a instancias de estas grandes compañías que ISS decidió aplicar un programa denominado 'Poco', sinónimo de plan de optimización de costes operativos. En definitiva, comentó que se trata de dar el mismo servicio pero de forma más eficiente.

Sobre la evolución del negocio, la filial española de ISS, multinacional con sede en Dinamarca, Borràs pronosticó que se mantendrán en niveles de 2008. Hasta la fecha, ha notado una caída del 3% en el negocio, pero que espera remontar en lo que queda de año para facturar unos 600 millones de euros, de los que 400 corresponden al segmento de limpieza.

En el futuro, ISS España prevé desembarcar en nuevas áreas, como la seguridad privada. Mantuvo negociaciones para realizar una compra importante, pero hace un mes desestimó la operación por diferencias en la cultura empresarial de ambas.