Italia devolverá a Libia directamente desde el mar a los inmigrantes

  • Roma, 7 may (EFE).- Italia trasladará a los inmigrantes que se encuentren en barcazas en aguas maltesas o italianas a Libia si ese es su punto de partida, sin necesidad de desembarque, ni de asistencia, dijo hoy el ministro de Interior italiano, Roberto Maroni a la televisión Canal 5.

Italia devolverá a Libia directamente desde el mar a los inmigrantes

Italia devolverá a Libia directamente desde el mar a los inmigrantes

Roma, 7 may (EFE).- Italia trasladará a los inmigrantes que se encuentren en barcazas en aguas maltesas o italianas a Libia si ese es su punto de partida, sin necesidad de desembarque, ni de asistencia, dijo hoy el ministro de Interior italiano, Roberto Maroni a la televisión Canal 5.

Las palabras de Maroni llegan tras el último litigio entre Italia y Malta sobre quién debería alojar a casi 300 inmigrantes hallados a la deriva en el Canal de Sicilia y en aguas de jurisdicción maltesa.

Tres barcazas con 227 inmigrantes que estaban bloqueadas a unas sesenta millas de la costas de Lampedusa a la espera de que Malta e Italia decidieran qué país debía prestarles ayuda, fueron finalmente socorridas hoy por los servicios de emergencia italianos que les llevaron a Libia.

Para Maroni, este hecho es un "resultado histórico ya que por primera vez en la historia hemos logrado reenviar directamente a Libia a los clandestinos que hemos encontrado en el mar".

"Hasta ahora teníamos que recogerlos, identificarlos y reenviarlos a las naciones de origen y por primera vez Libia ha aceptado acoger ciudadanos extra-comunitarios que no son libios, pero que han partido de las costas libias", resaltó.

Maroni dijo que el resultado es fruto de "la intensa actividad diplomática desplegada por Italia en Libia desde hace un año" y alabó "el comportamiento leal" del país africano.

La operación de Italia ha sido duramente criticada por el Alto Comisario de Naciones Unidas para los Refugiados (UNCHR), Antonio Guterres, que ha expresado en una nota su "grave preocupación por las suerte de cerca de 230 inmigrantes" entre los que dijo "habrá personas con necesidad de protección internacional".