Jaén.- Deniegan por segunda vez la entrada en el Ejército a un transexual jiennense al carecer de pene

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS) Aitor G.R., el transexual natural de un pueblo de Jaén que fue declarado en febrero de 2007 no apto para ingresar al Ejército profesional por carecer de pene y testículos, ha vuelto a ser rechazado en las pruebas de entrada al referido Ejército desarrolladas en la mañana de hoy en Córdoba. Así lo dio a conocer en declaraciones a Europa Press el propio Aitor, quien puso de manifiesto que las razones que le han ofrecido para no ser admitido "son las mismas que la otra vez", todo ello a pesar de que "la ministra de Defensa, Carmen Chacón, se comprometió a cambiar el reglamento que impide que un transexual sin pene o testículos ingrese en los Ejércitos de Tierra y del Aire". En este sentido, el afectado, que concretamente se presentó a las pruebas para pasar a formar parte del Ejército como militar de tropa, criticó que Chacón "le ha defraudado muchísimo" y aseguró sentirse "engañado", pues la ministra "no ha cumplido con su palabra". Por todo ello, y tras precisar que "ni siquiera le dejaron completar todas las pruebas", Aitor G.R. aseveró que "no cejará en su empeño" y se presentará a cada una de las once convocatorias que se celebran anualmente, ya que dijo sentirse como "un ciudadano de segunda categoría". El Ministerio de Defensa mantiene vigente desde el año 1989 el artículo legal del Cuadro Médico de Exclusiones que impide que un transexual sin pene o testículos ingrese en los Ejércitos de Tierra y del Aire, la Armada, los Cuerpos Comunes de la Defensa y la Guardia Civil, aunque recientemente aseguró estar analizando ese tipo de requisitos. El motivo de exclusión por "falta total de pene" o "pérdida, ausencia o atrofia de ambos testículos" consta en el apartado de "enfermedades y causas generales" relacionadas con el aparato urogenital que contempla el Cuadro Médico de Exclusiones que el Ministerio de Defensa aprobó en 1989 y que ha mantenido desde entonces en las diferentes convocatorias de ingreso para Tropa y Marinería, Suboficiales y Oficiales, también en el caso de la Guardia Civil. Ese mismo artículo en concreto fue esgrimido por el Ministerio de Defensa para rechazar en febrero de 2007 el ingreso en el Ejército de Tierra de un transexual jiennense llamado Aitor G.R., que solicitó una de las plazas convocadas en la Academia de Caballería de Valladolid.