José Bono se reúne con el presidente Iglesias y con los empresarios aragoneses

  • Zaragoza, 4 may (EFE).- El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, se ha reunido hoy con el jefe del Ejecutivo aragonés, Marcelino Iglesias, ha visitado la sede de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza y se ha reunido con empresarios aragoneses.

Zaragoza, 4 may (EFE).- El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, se ha reunido hoy con el jefe del Ejecutivo aragonés, Marcelino Iglesias, ha visitado la sede de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza y se ha reunido con empresarios aragoneses.

En declaraciones a los medios antes de participar en un encuentro organizado por la Asociación Aragón Exterior ARAGONEX, Bono ha explicado que en el encuentro con Iglesias han podido "hacer un repaso sobre tantos asuntos como dos amigos de tanto tiempo tienen en común" y ha sido "muy satisfactorio", aunque no ha querido comentar detalles sobre las cuestiones tratadas.

Posteriormente, el presidente de la Cámara Baja se ha trasladado a la sede de la Cámara de Comercio, donde le han presentado la Fundación Basilio Paraíso, un "importante empresario de la ciudad, regeneracionista y diputado a Cortes", y le han pedido que desde el Congreso contribuyan a relanzar su imagen y su figura.

Bono se ha comprometido a volver a Zaragoza el próximo otoño para impartir una conferencia sobre este "ilustre aragonés".

Preguntado por el modo de trabajar de la mesa del Parlamento de Aragón, Bono ha considerado que sería "una tremenda imprudencia" opinar al respecto, ya que no lo conoce, pero sí ha insistido en que "en un Estado de derecho el único imperio digno de ser respetado debe ser el de la Ley".

"Hay órganos que tienen función de control, función jurisdiccional o función parlamentaria de elaborar leyes", es decir, que "hay un juego de contrapesos que hacen que finalmente lo que impere sea la voluntad ciudadana", ha agregado Bono, quien ha recordado que "todos los que estamos en política, estamos porque los ciudadanos quieren y por tanto su voluntad es la más importante".

En este sentido, ha agregado que "todos aquellos que se sitúan por encima de lo que llaman la masa, por encima de los ciudadanos, todos los que se creen más importantes, de entrada son peligrosos y de salida no hay que hacerles caso".

Bono ha subrayado que "la ley es el imperio, siempre es un buen camino" y ha parafraseado a San Agustín, que decía: "Ama y haz lo que quieras", una regla "que parece suave pero es severa", ha considerado.