La bolsa de Nueva York baja un 1,2% en espera de los datos bancarios y de empleo

  • Nueva York, 7 may (EFE).- La bolsa neoyorquina cerró hoy con un descenso de 1,2% en el Dow Jones de Industriales, con los inversores pendientes de conocer el análisis realizado a los mayores bancos de Estados Unidos y la evolución del mercado laboral en abril pasado.

Nueva York, 7 may (EFE).- La bolsa neoyorquina cerró hoy con un descenso de 1,2% en el Dow Jones de Industriales, con los inversores pendientes de conocer el análisis realizado a los mayores bancos de Estados Unidos y la evolución del mercado laboral en abril pasado.

Ese índice bursátil, que incluye a las 30 empresas con mayor capitalización bursátil, cedió 102,43 puntos y finalizó en 8.409,85 unidades.

El mercado Nasdaq, donde negocian numerosas empresas de tecnología e Internet, perdió 2,44% (42,86 puntos) y cerró en 1.716,24 enteros, en tanto que el selectivo S&P 500 bajó 1,32% (12,14 puntos) y quedó en 907,39 unidades.

El mercado neoyorquino perdió parte de las ganancias conseguidas el día anterior a medida que los inversores vendían acciones de financieras y de empresas de tecnología, dos sectores que han empujado al alza a Wall Street en muchas otras sesiones anteriores.

El sector financiero en su conjunto cedió 2,19%, con descensos de 7,75% en Wells Fargo y de 5,32% en JPMorgan Chase, mientras que las acciones de Bank of America se revalorizaron 6,46% y fue la entidad que logró mayor avance en el Dow Jones de Industriales.

Se prevé que ese banco esté incluido en el grupo de entidades que necesitarán dotarse de fondos adicionales para afrontar un agravamiento de la recesión económica.

Los inversores llevan varios meses esperando el resultado del análisis hecho por la Reserva Federal, el Departamento del Tesoro y otras agencias reguladoras a los 19 mayores bancos de este país para determinar su capacidad de resistir ante un eventual empeoramiento de la situación económica y financiera.

Los mercados reanudarán mañana la actividad conociendo ya qué bancos están mejor y peor preparados para afrontar esa eventualidad.

A esos datos se unirán otros del Departamento de Trabajo relativos a la evolución del mercado laboral en EE.UU. en el pasado mes, y que podrían reflejar una destrucción de empleo menor a la que se registró en marzo.

Los economistas calculan que la economía perdió unos 600.000 empleos en abril, comparado con los 663.000 puestos de trabajo que desaparecieron en marzo, y que la tasa de desempleo se eleve cuatro décimas, a 8,9%.

Ayer se constató que el deterioro del empleo en el sector privado aminoró en abril respecto del mes anterior y hoy se conoció que disminuyeron las peticiones nuevas de ayudas por desempleo la pasada semana respecto de la anterior.

Las oficinas estatales de empleo tramitaron un total de 601.000 peticiones, la cifra más baja desde finales de enero y 34.000 solicitudes menos que la semana anterior, según datos del Departamento de Trabajo.

A esos datos favorables se unieron otros que apuntaron a una cierta mejoría en las ventas minorista el mes pasado, aunque persiste la cautela de los consumidores en sus gastos.

Ese panorama impulsó al alza a los principales indicadores bursátiles en los inicios de la sesión, pero variaron de dirección después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, abogó por reforzar la supervisión de los bancos y del sistema financiero en su conjunto, para evitar crisis futuras.

El sector de tecnología cedió en su conjunto 3,16% y las acciones de Apple, Microsoft e Intel, entre otras, se depreciaron algo más de 2%, en tanto que Cisco Systems bajó 3,37% después de mermar sus beneficios e ingresos en el primer trimestre respecto del año anterior.

La deuda pública a 10 años subía de precio y su rentabilidad se situaba 3,33%.