La bolsa sube el 1,36% y se aproxima a los 8.900 puntos por el alza de Wall Street

  • Madrid, 24 abr (EFE).- La bolsa española ganó hoy el 1,36 por ciento y se aproximó a 8.900 puntos, beneficiada por la buena acogida dada por Wall Street a diversos resultados empresariales y estadísticas sobre la evolución de la industria y el negocio inmobiliario estadounidense.

Madrid, 24 abr (EFE).- La bolsa española ganó hoy el 1,36 por ciento y se aproximó a 8.900 puntos, beneficiada por la buena acogida dada por Wall Street a diversos resultados empresariales y estadísticas sobre la evolución de la industria y el negocio inmobiliario estadounidense.

El principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, ganó 119 puntos, el 1,36 por ciento, hasta 8.888,20 puntos, con lo que las pérdidas acumuladas este año bajan al 3,35 por ciento. En la semana pierde el 1,58 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,326 dólares, Londres ganó el 3,43 por ciento; París, el 3,13 por ciento; Fráncfort, el 3 por ciento; Milán, el 2,79 por ciento, y el índice Euro Stoxx 50, el 2,67 por ciento.

El avance del 0,9 por ciento de Wall Street en la sesión anterior no impidió que se registraran pérdidas al comienzo de la sesión nacional, pero estas desaparecían rápidamente y el mercado superaba el nivel de 8.800 puntos.

Los resultados de Microsoft contribuían al avance, así como el repunte de los bancos, pues el aumento del paro en España en el primer trimestre hasta el 17,4 por ciento de la población activa, con más cuatro millones de parados, no afectaba al mercado.

La subida de la confianza empresarial alemana en abril (índice IFO) y el avance de las plazas europeas elevaba al mercado hasta 8.850 puntos.

Con la caída del PIB británico el 1,9 por ciento en el primer trimestre, el mayor descenso desde 1979, y el retroceso de Telefónica y de otros valores, la bolsa descendía hacia 8.700 puntos a mediodía y volvía a terreno negativo.

Los "buenos" resultados de distintas empresas estadounidenses, aunque algunas perdieran cuantiosas cantidades o redujeran su beneficio notablemente, como Ford o 3M, estimularon nuevamente a la bolsa, que volvió a superar los 8.800 puntos.

Las ganancias de Wall Street en la apertura, a las que también contribuían los resultados publicados esta madrugada por Microsoft y American Express, consolidaron el avance del mercado nacional.

El descenso del 0,8 por ciento de los pedidos de bienes duraderos estadounidenses en marzo o la caída del 0,6 por ciento de las ventas de viviendas nuevas en marzo en EE.UU se consideraron mejor de lo previsto y sirvieron para que las ganancias del mercado neoyorquino superaran el 1 por ciento y para que la bolsa española se pusiera por encima de los 8.900 puntos, que no pudo conservar al cierre.

Todos los grandes valores subieron: Repsol, el 3,3 por ciento, ayudado por la subida del petróleo Brent por encima de 51 dólares; Banco Santander, el 3,07 por ciento; BBVA, el 2,8 por ciento; Iberdrola, el 1,21 por ciento, y Telefónica, el 0,13 por ciento.

Abengoa encabezó las ganancias del Ibex con un alza del 5,49 por ciento, impulsada por un informe favorable, seguida de Endesa, que subió el 5,32 por ciento, mientras que OHL ganó el 4,83 por ciento, y Grifols, el 4,59 por ciento.

Iberia lideró las pérdidas del Ibex al bajar el 8,98 por ciento tras comunicar que no distribuirá dividendo con cargo al ejercicio 2008 y que este año tendrá pérdidas, en tanto que Mapfre cayó el 2,29 por ciento; Gas Natural, el 1,7 por ciento, y Bankinter, cuyo beneficio bajó el 5,9 por ciento en el primer trimestre, el 1,63 por ciento.

En el mercado continuo destacó la subida del 9,39 por ciento de EADS, mientras que sobresalieron las pérdidas del fondo de capital riesgo del BBVA, el 10,18 por ciento, seguido de Iberia, y de Unión Fenosa, que perdió el 7 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba dos centésimas, hasta el 3,99 por ciento, en tanto que el efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 3.199 millones, de los que cerca de 1.200 correspondieron a operaciones efectuadas por inversores institucionales.