La Caixa, Sabadell y Caixa Galicia, claves en la refinanciación de Nozar

  • Madrid, 13 may (EFE).- La inmobiliaria Nozar negocia para vencer las reticencias de La Caixa, Banco Sabadell y Caixa Galicia a facilitar toda la liquidez que les ha solicitado, dentro del acuerdo de refinanciación que necesita cerrar para evitar el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

Madrid, 13 may (EFE).- La inmobiliaria Nozar negocia para vencer las reticencias de La Caixa, Banco Sabadell y Caixa Galicia a facilitar toda la liquidez que les ha solicitado, dentro del acuerdo de refinanciación que necesita cerrar para evitar el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

Fuentes financieras explicaron a EFE que el plan de viabilidad, supervisado por KPMG, establece la necesidad de que la banca aporte algo más de 70 millones de euros de nueva financiación a la inmobiliaria, que cuenta con casi 700 millones de euros de deuda.

El acuerdo de reestructuración de la deuda de Nozar también pasa por la ampliación del plazo de vencimiento de los créditos actuales, con una carencia de amortización de las cuantías prestadas (no así de los intereses) durante los primeros años posteriores al pacto.

Hasta ahora, Nozar ha conseguido que una mayoría de entidades financieras se comprometan a aportar 55 millones de euros, de acuerdo con un reparto basado en el peso histórico que han tenido como financiadores del grupo que preside Luis Nozaleda.

Sin embargo, La Caixa, el Sabadell y Caixa Galicia se han mostrado reacios a facilitar las cantidades solicitadas, que consideran mayores que las que les corresponden.

Además, critican que son escasos los compromisos asumidos por Nozar en su plan de viabilidad, que pone el énfasis en intentar superar la etapa de crisis centrándose en los negocios que considera estratégicos.

Fuentes de Caixa Galicia aseguraron a EFE que la entidad ha ofrecido más liquidez que el peso acreedor que actualmente tiene en el grupo inmobiliario.

Por su parte, La Caixa, Banco Sabadell y KPMG declinaron hacer comentarios sobre su intervención en el proceso de renegociación, aunque Nozar matizó que "no tiene problemas de relación" con ninguna entidad en particular.

El acuerdo es vital para que Nozar pueda evitar que le declare en concurso de acreedores el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, a quien el martes comunicó su intención de negociar un plan anticipado de pagos a los acreedores tras los "inconvenientes" en las negociaciones para reestructurar su deuda.

Según la reforma de la Ley Concursal, a la que se ha acogido Nozar, la compañía dispone de tres meses desde la comunicación al juzgado para conseguir las adhesiones necesarias para la admisión a trámite de la propuesta anticipada de convenio (acreedores que representen más del 20% de las deudas), ya que en caso contrario deberá solicitar automáticamente el concurso de acreedores en el mes siguiente.

Una parte de la abogacía y la judicatura interpreta que una empresa que haya conseguido cerrar una refinanciación o un acuerdo anticipado de convenio no tendría porqué presentar un concurso de acreedores al haber desaparecido la causa de la insolvencia, aunque la normativa prevé que se la declare insolvente aún en ese supuesto.