La Ciudad de México desea enfocar su Bicentenario con iniciativas sociales

  • Madrid, 5 may (EFE).- La Ciudad de México desea enfocar la celebración del Bicentenario de su Independencia y el Centenario de la Revolución de manera "social y crítica" con el impulso de proyectos de educación e integración para los más jóvenes.

La Ciudad de México desea enfocar su Bicentenario con iniciativas sociales

La Ciudad de México desea enfocar su Bicentenario con iniciativas sociales

Madrid, 5 may (EFE).- La Ciudad de México desea enfocar la celebración del Bicentenario de su Independencia y el Centenario de la Revolución de manera "social y crítica" con el impulso de proyectos de educación e integración para los más jóvenes.

Y para ello la capital de México pondrá en marcha el año próximo varias iniciativas entre las que destaca la Casa de América Latina, indicó en entrevista con Efe el coordinador general del Bicentenario Ciudad de México, el historiador Enrique Márquez.

Se trata de un proyecto "muy importante para la Ciudad de México y para Latinoamérica, enfocado para el desarrollo de programas y oportunidades para los jóvenes", subrayó Márquez, quien presenta en España varios de los proyectos que se llevarán a cabo con motivo de los festejos de 2010.

La Casa de América Latina, que será presentada en noviembre próximo en Buenos Aires y que está previsto se inaugure en 2010 en el centro histórico de Ciudad de México, tiene además entre sus objetivos convertirse en un nuevo foro de "debate y divulgación de la cultura iberoamericana", indicó Márquez.

Presidido por Carlos Fuentes, su patronato lo integran los Premios Nobel de Literatura, Nadine Gordimier y Gabriel García Márquez; así como el escritor argentino Tomás Eloy Martínez y Enrique Iglesias, secretario general iberoamericano.

El proyecto será presentado esta semana por Márquez a Alvaro Marchesi, secretario de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), con sede en Madrid, al igual que otros programas impulsados por la Ciudad de México con motivo del Bicentenario de su Independencia.

Entre ellos, Márquez citó, la serie de televisión de 13 capítulos que, bajo el título "Expedición 1808, una travesía por los bicentenarios de Iberoamérica", ofrece el periplo de siete jóvenes por siete capitales bicentenarias, incluida Madrid.

Esta serie, a juicio del historiador, es un ejemplo del trabajo que efectúa la Ciudad de México de un Bicentenario "crítico y social", no reservado para los historiadores.

"Los jóvenes son los cronistas de la historia de la independencia", indicó Márquez, que añadió que la virtud de los documentales y del programa diseñado para las celebraciones del Bicentenario de Ciudad de México es que "por primera vez se replantea la relación de Iberoamérica con España"

Hemos querido, subrayó, "superar la historia ñoña y atascada en la que se habla de los buenos y los malos, de los conquistadores y los conquistados, y plantearla en términos modernos", porque a juicio del historiador, los españoles y latinoamericanos "estamos más unidos" de lo que suponemos.

Márquez viajó a España para participar en Cádiz, la semana pasada, en la inauguración de la muestra "Ciudad de México, Ciudad solidaria, Capital de asilos".

Se trata de una colección de instantáneas, que ya fue expuesta en Madrid, y que Márquez adelantó viajará desde la sureña ciudad española a la vecina Huelva, para posteriormente recalar en Barcelona antes de exhibirse en Montevideo antes de fin de año.

Por último, el coordinador general de la comisión para los festejos por los 200 años de la Independencia pidió la solidaridad internacional con la capital mexicana ante la crisis sanitaria que vive, en "justa retribución", dijo, a lo que ha representado para la comunidad internacional a lo largo de la historia.

Así recordó cómo la capital mexicana fue ciudad de acogida de los exilios empujados por los fascismos de la II Guerra Mundial y a los perseguidos de las dictaduras latinoamericanas.

Atribuyó a la "ignorancia" las muestras de rechazo hacia México, el país donde se generó la gripe A que se ha extendido por EEUU, Europa y Asia, y dijo que el virus que la provoca no tiene nacionalidad sino "química".