La demanda de comerciales sigue bajo mínimos con una caída del 58,1 por ciento en abril

  • Madrid, 11 may (EFE).- Las matriculaciones de vehículos comerciales siguen bajo mínimos y el mes de abril ha corroborado el desplome de este segmento de automóviles vinculado a la inversión en bienes de equipos de las pymes con una reducción del 58,1%, respecto a la del mismo mes del año pasado.

Madrid, 11 may (EFE).- Las matriculaciones de vehículos comerciales siguen bajo mínimos y el mes de abril ha corroborado el desplome de este segmento de automóviles vinculado a la inversión en bienes de equipos de las pymes con una reducción del 58,1%, respecto a la del mismo mes del año pasado.

Según informaron hoy la asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam), en el pasado mes de abril se matricularon en España 8.240 vehículos comerciales, frente a los 19.688 del mismo mes del año 2008, es decir casi 11.500 unidades menos.

Este resultado hace cerrar el primer cuatrimestre del año con 34.283 matriculaciones en este segmento, un 52,9% menos que las 72.749 unidades contabilizadas entre enero y abril de 2008 y que en términos absolutos arroja una diferencia interanual de casi 38.500 vehículos.

Por subsegmentos, los derivados, furgonetas y pick-up (camionetas ligeras matricularon en abril 4.723 unidades, el 54,1% menos con relación a las 10.288 de abril del año pasado.

En el primer cuarto del año este tipo de vehículos suman 20.643 matriculaciones por las 38.750 del año pasado, lo que implica un retroceso del 46,7%.

Los furgones y camiones ligeros solo han podido aportar al mercado automovilístico español en abril 3.517 unidades, frente a las 9.400 del mismo de hace un año, lo que supone una evolución a la baja del 62,6%.

La situación no mejora en el acumulado anual, pues el descenso de matriculaciones en estos cuatro meses es del 59,9%, con 13.640 matriculaciones, por las 33.999 de hace un año.

Las organizaciones informantes reiteran sus peticiones al Gobierno de arbitrar ayudas directas para este tipo de vehículos, con el fin de truncar el fuerte temor de las pequeñas y medianas empresas a invertir a causa de la crisis económica y el aumento del paro.