La deuda del Estado en circulación creció el 17,6 por ciento en 2008

  • Madrid, 13 may (EFE).- La deuda del Estado en circulación cerró el año 2008 con un volumen de 345.115 millones de euros, el 17,6 por ciento más que un año antes, según los datos de la Memoria de Deuda Pública anunciados hoy por el Banco de España.

Madrid, 13 may (EFE).- La deuda del Estado en circulación cerró el año 2008 con un volumen de 345.115 millones de euros, el 17,6 por ciento más que un año antes, según los datos de la Memoria de Deuda Pública anunciados hoy por el Banco de España.

El saldo del año pasado cambia la tendencia vivida en 2007, cuando la deuda del Estado se redujo el 0,7 por ciento respecto al año anterior.

Javier Maycas, jefe de la división de instrumentación de política monetaria del Banco de España, explicó en la presentación de la Memoria que este incremento responde a la fuerte necesidad de financiación del Estado, hasta 47.781 millones de euros, debido al deterioro económico y al aumento de la inestabilidad financiera.

En este sentido, el regulador se mostró convencido de que en términos de liquidez la situación ha mejorado este año respecto al anterior.

La emisión neta de deuda alcanzó así en 2008 los 51.751 millones de euros, lo que contrasta con la emisión negativa de 2.010 millones en 2007, aunque explicó que la evolución anual es insuficiente y es necesaria una perspectiva mayor.

Por instrumentos, la captación a través de letras del Tesoro fue de 19.630 millones de euros, frente a los 15.144 millones captados mediante bonos y 16.977 millones de obligaciones.

Según destacó Maycas, esta distribución más equilibrada ha favorecido una reducción de la vida media del saldo de deuda del Estado, desde 6,95 años a finales de 2007 a 6,27 años al cierre de 2008, aunque aclaró que no es posible fijar un nivel "óptimo".

Así mismo, Javier Maycas destacó la pérdida de peso relativa de los bonos y obligaciones no segregados, ya que pasó de suponer el 91,5 por ciento del total negociado en 2007 al 86,2 por ciento el pasado año.

Por el contrario, las letras del Tesoro aumentaron su contratación hasta un 11,1 por ciento, y la negociación en instrumentos segregados se situó en el 2,7 por ciento.

En cuanto al importe nominal de deuda anotada emitida en 2008, se elevó a 112.610 millones de euros, más del doble de los 52.091 millones de 2007 y también superior al que estaba previsto.

Esto se debe, según el directivo del Banco de España, de nuevo a la mayor necesidad de captar fondos.

A este respecto, Javier Maycas destacó el aumento del número de subastas, 43 frente a las 30 del año anterior, con volúmenes de subasta muy superiores, así como la emisión de 2.600 millones de euros en divisas (dólares), recurso al que no se acudía desde 2006.

En el mercado secundario de deuda pública la negociación cayó el 12 por ciento, con 20 billones de euros negociados frente a los 22,7 del ejercicio anterior.

El descenso fue más pronunciado en el segmento de contratación realizada por terceros, que se redujo el 14,8 por ciento, hasta 12,9 billones, que en el de titulares, en el que la rebaja fue del 6,3 por ciento, hasta 7,1 billones.

Por lo que respecta a los tipos de interés, Maycas recordó que la evolución de los tipos de interés permitió que la rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años se mantuviera en torno al 0,5 por ciento por encima de la media de la zona del euro.

Según la Memoria de Deuda, los inversores no residentes aumentaron sus bonos y obligaciones 5,2 puntos porcentuales, hasta el 47,8 por ciento, por un importe de 28.600 millones de euros.

En cuanto a los inversores institucionales, se sitúan como segundo grupo inversor con el 19,6 por ciento del total.