La deuda pública se elevará al 60% del PIB, dice Salgado

MADRID (Reuters) - Los planes de gasto del Gobierno para combatir la recesión harán aumentar la deuda pública en unos 15 puntos porcentuales del Producto Interior Bruto para finales de 2010, dijo la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, en una entrevista publicada el domingo en La Vanguardia.

Pero Salgado dijo al diario catalán que tal incremento del ratio de deuda pública al 60% del PIB aún dejará a España muy por debajo de la media europea, y esto se refleja en el mercado de bonos.

"Nosotros prevemos que todas las actuaciones que vamos a desarrollar para sacar a España de la crisis situarán la deuda en el entorno del 60% del PIB a finales del año que viene", declaró Salgado, añadiendo que la deuda adicional equivalía a 150.000 millones de euros en gasto público.

"Pero en cualquier caso, seguiremos 23 puntos por debajo de la media europea. Esta diferencia ya la está valorando el mercado."

"Nuestro diferencial con el bono alemán, que hasta hace poco era de 130 puntos, se ha reducido a 60 puntos básicos", declaró la titular de Economía, agregando que el Banco de España colocó 4.000 millones por debajo del 1%.

Salgado indicó que la economía española había tocado fondo en el primer trimestre, cuando el PIB se contrajo un 3% respecto al año anterior.

Muchos economistas esperan que España sea una de las principales economías que más tarde en recuperarse de la recesión, debido a su fuerte dependencia de la baja productividad de la construcción y los créditos baratos al sector privado durante el 'boom' de la pasada década.

"Se aprecia una pequeña inflexión entre finales de abril y primero de mayo. Son pequeños indicios, positivos", dijo Salgado. "Todo eso indica que lo peor de la crisis fue el primer trimestre".

La ministra agregó que el fondo de capitalización para los bancos españoles, principalmente las cajas de ahorros vinculadas a los gobiernos autonómicos, debería estar preparado en las próximas semanas.

"Nos gustaría que los detalles de la ley que regulará este fondo de recapitalización estuvieran definidos antes del verano", manifestó, agregando que tenían que consensuarlo con los grupos parlamentarios.

Salgado dijo que los economistas que temen el desempleo, que se ha duplicado hasta el 17% o unos cuatro millones de parados, podría alcanzar los cinco millones, se equivocan.

"No comparto esa ecuación. Entre otras cosas porque en nuestro país el número de parados depende mucho del crecimiento de la población activa. Ahora la población activa sigue creciendo, pero en tasas mucho menores. Lo que sí creo estar en condiciones de afirmar es que en 2009 no se a va llegar a los cinco millones de parados".

Los economistas dicen que si España quiere regresar a un crecimiento fuerte tiene que introducir reformas para restaurar la competitividad perdida durante los años de inflación relativamente alta, especialmente ya que como miembro de la zona euro no puede permitir que su divisa se deprecie.

Pero Salgado repitió la promesa del presidente José Luis Rodríguez Zapatero de no ceder a las demandas empresariales de abaratar el empleo y el despido, insistiendo en que sería mejor reducir la relativamente alta proporción de contratos temporales.

"Estas tasas de temporalidad tan alta no benefician un modelo económico estable porque dificultan los procesos de formación," declaró.

"La reforma del mercado del trabajo no es la más importante", indicó. "Ahora lo fundamental es caer en tentaciones de proteccionismo"