La diabetes tipo 1 infantil podría aumentar hasta un 70% en 2020

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La diabetes tipo 1 en los menores de 15 años podría aumentar hasta un 70 por ciento en 2020, según un estudio de la Universidad de Queens en Belfast (Reino Unido) y la Universidad de Pécs en Hungría que se publica en la revista 'The Lancet'. En esta franja de edad, los casos de diabetes tipo 1 nuevos y existentes fueron 94.000 en 2005 y podrían alcanzar los 160.000 en 2020.

Según los investigadores, los casos de diabetes 1 en niños de menos de cinco años en toda Europa se doblarán hacia el 2020, a partir de los niveles de 2005, si la tendencia actual continúa. El número de niños afectados mayores de cinco años también aumentará de forma sustancial.

La diabetes tipo 1 está causada por una deficiencia de insulina mientras que la diabetes tipo 2 está causada por una menor sensibilidad a la insulina junto con alguna deficiencia de ésta. En la población general, los casos de diabetes tipo 1 representan sólo el 10 por ciento del total de la diabetes. Sin embargo, entre los niños el número de casos de diabetes tipo 1 es superior que el de tipo 2 en la mayoría de países.

Los autores analizaron datos de 20 centros de 17 países europeos que habían registrado 29.311 casos de diabetes tipo 1 durante el periodo de 1989 a 2003. Los resultados mostraron que el aumento global en la incidencia de la diabetes tipo 1 era del 3,9 por ciento al año, mientras que el aumento anual en el grupo de edad de los 0 a los 4 años era del 5,4 por ciento con un 4,3 por ciento de aumento entre los 5 y los 9 años y del 2,9 por ciento en aquellos con entre 10 y 14 años.

Se estima que ha habido aproximadamente 15.000 nuevos casos en Europa en 2005, divididos entre los grupos de edad de 0 a 4 años, 5 a 9 años y 10 a 14 años en una tasa del 24, 37 y 34 por ciento respectivamente.

Los investigadores prevén que se produzcan un total de 24.400 nuevos casos en 2020 con el doble de casos en niños de menos de cinco años e incluso una mayor distribución en todos los grupos de edad en comparación con la actualidad.

Si la tendencia actual continúa, el número total de casos entre nuevos y existentes en niños europeos de menos de 15 años se cree que puede subir de los 94.000 en 2005 a los 160.000 en 2020, lo que supone un aumento del 70 por ciento.

Según explican los autores, los cambios con el paso del tiempo son tan rápidos que no pueden deberse sólo a factores genéticos. Apuntan a los hábitos del estilo de vida como factores contribuyentes como el aumento en el desarrollo de peso y estatura y el incremento de las cesáreas. Los mayores aumentos se observan en la Europa del Este, donde el estilo de vida está cambiando más rápidamente que en los países más ricos.

Los investigadores concluyen que este ascenso futuro de la diabetes tipo 1 en la infancia durante los próximos 20 años y los diagnósticos a edades más tempranas podrían dar lugar a más casos de quetoacidosis y admisiones hospitalarias, así como al posible aumento en las complicaciones diabéticas graves a edades más tempranas.