La economía de EE.UU. se contrae un 6,1% en el primer trimestre, más de lo esperado

  • Washington, 29 abr (EFE).- El Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos se contrajo a un ritmo anual del 6,1 por ciento entre enero y marzo, nivel cercano al del trimestre anterior, pero muy por encima de lo esperado por los expertos.

Washington, 29 abr (EFE).- El Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos se contrajo a un ritmo anual del 6,1 por ciento entre enero y marzo, nivel cercano al del trimestre anterior, pero muy por encima de lo esperado por los expertos.

Según los datos facilitados por el Departamento de Comercio, tras la caída del 6,3 por ciento en el trimestre anterior, la economía estadounidense ha registrado el peor comportamiento semestral de los últimos 61 años.

La mayoría de los analistas había calculado que la caída en el primer trimestre sería de un 5 por ciento.

En comparación con el primer trimestre de 2008, la mayor economía del mundo se achicó un 2,6 por ciento, según este informe preliminar, que es el primero de los tres cálculos que hace el Gobierno sobre el PIB de cada trimestre.

Si la actividad económica se contrae otra vez en el segundo trimestre, como lo esperan muchos analistas, la recesión que comenzó en diciembre de 2007 será la más prolongada en Estados Unidos desde la Gran Depresión de la década de 1930.

A pesar del dato sobre el PIB, los mercados financieros registraron alzas esta mañana, mientras la Reserva Federal (Fed) completa sus dos días de deliberación sobre la política monetaria.

La Fed mantiene la tasa de interés interbancaria de corto plazo entre el 0 y el 0,25 por ciento, de modo que los mercados no esperan grandes cambios en esa materia, pero aguardan con mucho interés el diagnóstico de la coyuntura económica que el banco central emitirá a las 18.15 GMT.

El informe del Departamento de Comercio dado a conocer hoy muestra que la medida de inflación preferida por la Reserva Federal -que excluye del gasto de consumo los precios de los alimentos y de los combustibles- subió a un ritmo anual del 1,5 por ciento en el primer trimestre de 2009.

Este nivel está dentro de los márgenes que el banco central considera aceptables.

El dato más notable del informe para el primer trimestre muestra que las compañías prácticamente pararon su inversión y se libraron de trabajadores e inventarios a un ritmo anual del 38 por ciento, para bajar la producción.

Las compañías redujeron sus inventarios en un volumen tal que, si se mantuviera durante todo el año, sería de 103.700 millones de dólares, la mayor caída desde que se inició el registro de este dato en 1947.

Si se excluye la reducción de inventarios, la contracción de la actividad económica entre enero y marzo habría marcado un ritmo anual del 3,4 por ciento, indicó el Gobierno.

Durante los dos últimos trimestres del año pasado, los consumidores -cuyo gasto representa en EE.UU. más de dos tercios de la actividad económica- se mostraron austeros y, frente al desempleo creciente y la pérdida de valor de sus propiedades, redujeron sus compras a una tasa anual promedio del 4,1%, la mayor caída desde 1980.

En el período de enero a marzo, sin embargo, el gasto de los consumidores creció a un ritmo anual del 2,2 por ciento, el más rápido en dos años.

Pero en el panorama general, los grandes recortes de gastos en casi todas las otras áreas contrarrestaron la mejor disposición de los consumidores.

A las reducciones de gastos de las empresas en construcción, oficinas, equipos, y bienes se sumaron la caída de las exportaciones y una disminución del 3,9 por ciento en el gasto gubernamental, la primera desde 2005 y la mayor desde 1995.

La reducción del déficit comercial agregó dos puntos al crecimiento del PIB en el trimestre pasado, como resultado de la mayor bajada de las importaciones desde 1975. En el mismo período, las exportaciones tuvieron su mayor reducción en 40 años.