La empresaria y ex Miss Raquel Revuelta presenta hoy en Sevilla un dulce con forma de abanico

Etiquetas

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

El 'Abanico de Feria', un bollo con forma de abanico "más jugoso que el roscón", según sus creadores, será presentado a partir de las 12,00 horas de hoy por la empresaria Raquel Revuelta para tratar de convertirse en producto típico y de referencia en las ferias andaluzas. El producto podrá encontrarse en panaderías, pastelerías y centros Hipercor y El Corte Inglés a partir del día 17.

Según declaraciones realizadas a Europa Press por uno de los pasteleros que trabajó en la parte creativa e investigadora del producto, Francisco Sánchez, este bollo con forma de abanico está ideado para que "aguante más tiempo" en condiciones de ser consumido, "es un producto hecho para que apetezca incluso sufriendo las altas temperaturas" típicas del mes de abril y de Andalucía y, además de los ingredientes, también se diferencia del roscón en su "mayor hidratación".

Asimismo, Francisco Sánchez indicó que este nuevo producto "combina perfectamente con casi cualquier bebida", sólo dependerá de la hora del día en el que queramos consumirlo. "Después del almuerzo y acompañado por cualquier licor como postre viene muy bien, pero también por la tarde con un café, infusión o chocolate, o por la noche; cualquier momento es bueno", indicó el creador del abanico.

El 'Abanico de Feria', nombre de este nuevo producto de bollería, será comercializado por dos empresas en Sevilla, pero asimismo tienen previsto llevar el producto a las demás provincias, en las que también quieren que este peculiar abanico se convierta en un referente como pastel de feria.

Este peculiar bollo con crema pastelera, del que salen seis porciones "aunque también hay quien se lo come sólo", ha pasado por dos procesos. "Primero se llevó a cabo el diseño estético y luego la creación de la masa, que ha sido el proceso más complejo y el que ha llevado más tiempo". De esta forma, el equipo que ha participado en la elaboración pasó "alrededor de un año con las pruebas y demás, trabajando para conseguir que no se reseque el producto, ya que al fin y al cabo es un pan dulce; y como el pan, tiende a secarse", así que tenían "que lograr crear un producto jugoso, tierno y duradero.

Aunque no es difícil imaginar el motivo por el que se eligió un abanico para el diseño, Sánchez explicó que este instrumento tan representativo de Andalucía, que se usa en verano para paliar el calor, era "fácil de realizar" en cuanto a formas asequibles para el bollo, "muy comercial" por la estrecha relación con la región y muy, como se cita anteriormente, "representativo" de la cultura andaluza, por lo que encarna claramente el espíritu de las ferias de la región y en concreto de la Feria de Sevilla, que es en la que se presenta el nuevo producto.

De esta forma, un bollo con personalidad propia pero elaborado con los productos típicos usados en pastelería --harina, azúcar, mantequilla, levadura, crema pastelera a modo de varillas y trozos de fruta confitada que junto al azúcar "en grumitos" le aporta un contraste de color al dulce-- pretende compartir escenario con el tradicional chocolate con churros, los buñuelos o los gofres, pero sin robar protagonismo ya que "cada cosa tiene su espacio y el 'Abanico de Feria' tomará el suyo propio", pero además de que será servido en las casetas, "es más suave y más ligero que el churro e incluso si has bebido asienta el estómago".

NO APTO PARA DIABÉTICOS

A pesar de que el público diabético siempre es tenido en cuenta por Francisco Sánchez, este indicó que el 'Abanico de Feria' no ha podido ser contemplado en una doble versión como un producto alternativo para este colectivo, ya que este dulce conlleva unos procesos muy delicados, y "modificarlos podrían estropear su calidad".

Sin embargo, el Centro de Investigación y Desarrollo de la Pastelería Andaluza, entidad creadora del producto, lleva a cabo actualmente un proyecto con la universidad para desarrollar un preparado lácteo bajo en contenido calórico y graso, capaz de sustituir la nata en productos de pastelería artesanal. De este modo, se obtendrán dulces aptos para ser consumidos por personas diabéticas o por aquellas otras que busquen reducir las calorías de su alimentación.

Esta original propuesta culinaria "se presenta en cómodos estuches plastificados y sobre una bandeja plana de cartón, que facilitan su consumo y garantizan su conservación". Asimismo llega con el deseo de perdurar en el tiempo y convertirse en un producto que "eche raíces en las ferias de Andalucía".