La Eurocámara vota prohibir los productos de las focas

ESTRASBURGO, Francia (Reuters) - El Parlamento Europeo votó el martes a favor de prohibir las importaciones de productos derivados de la foca en la Unión Europea, un paso que Canadá y Noruega han dicho que llevarán ante el máximo tribunal mundial del comercio.

"Esto es lo que quieren los ciudadanos europeos", dijo a los periodistas Arlene McCarthy, la socialista británica que preside el comité del mercado interno del Parlamento.

Las 15 especies de foca que se cazan ahora no están en peligro de extinción pero los políticos europeos pidieron acciones tras hallar pruebas de que se les quita la piel cuando aún están conscientes, según dijeron.

Los europarlamentarios restaron importancia al posible desafío legal, que calificaron de "amenazas y bravuconadas", y dijeron que la prohibición resistirá cualquier demanda ante la Organización Mundial del Comercio.

La UE celebra una reunión con Canadá el miércoles en Praga. Los diplomáticos dijeron que la prohibición, que afecta a un negocio valorado en unos 4,2 millones de euros, no impedirá el lanzamiento de negociaciones sobre un pacto bilateral de al menos 27.000 millones de dólares (más de 18.000 millones de euros) en comercio adicional.

"Ambas partes han acordado de buenas maneras evitar hablar sobre la prohibición el miércoles", dijo a Reuters un diplomático de la UE que participa en la preparación de la cumbre.

"Esto es irritante en este momento y podría derivar en algo más en el futuro. Pero, por ahora, ambas partes han acordado no permitir que eso frene las conversaciones", añadió.

El Parlamento aprobó la medida, ya acordada previamente por los países miembros, por 550 votos a favor, 49 en contra y 41 abstenciones.

PROHIBICIÓN PARCIAL

La Comisión Europea había propuesto una prohibición parcial, conjuntamente con un etiquetado claro de productos que muestre que contienen elementos de focas sacrificadas, pero el Parlamento dijo que eso no bastaba.

Canadá, Groenlandia y Namibia sacrifican un 60 por ciento de las focas que mueren anualmente, unas 900.000 en total. El resto se matan en Islandia, Noruega, Suecia, Finlandia, Reino Unido y Estados Unidos.

Habitualmente se les dispara o apalea en la cabeza. Existe la excepción de productos de foca procedentes de las cazas realizadas por el pueblo Inuit en Canadá u otras comunidades indígenas. Sin embargo, los productos deben ser para uso personal y entran en la UE con una base no comercial.

La prohibición afecta a todos los pinnípedos, entre los que están las morsas y leones marinos. Tiene efecto en las próximas semanas y los países miembros de la UE deben imponer sanciones efectivas en caso de que se quiebren las normas.

Dion Dakins, de NuTan Furs en Terranova, Canadá, dijo que la superpoblación de focas estaba convirtiéndose en un problema importante que afectará a los caladeros y acusó a la UE de doble rasero.