La Guardia Civil halla el arma que presuntamente causó la muerte de la joven

  • Alfaz del Pi (Alicante), 6 may (EFE).- La Guardia Civil ha encontrado el arma de fuego que presuntamente causó la muerte de una joven de 17 años, el pasado 4 abril, en un chalé de Alfaz del Pi (Alicante), según han informado hoy a EFE fuentes próximas a la investigación.

Alfaz del Pi (Alicante), 6 may (EFE).- La Guardia Civil ha encontrado el arma de fuego que presuntamente causó la muerte de una joven de 17 años, el pasado 4 abril, en un chalé de Alfaz del Pi (Alicante), según han informado hoy a EFE fuentes próximas a la investigación.

El hermano de la joven, de 22 años y detenido ayer junto con su padre por su supuesta relación con los hechos, ha sido el que ha conducido a los agentes hasta el lugar donde estaba el arma, localizada en un barranco situado en las inmediaciones del citado municipio.

Desde un primer momento, los investigadores han barajado que era una escopeta de caza, al parecer propiedad del padre, la que causó la muerte de la joven, aunque las fuentes consultadas no han concretado las características del arma hallada en el barranco.

El hermano de la joven, que ha confesado en su primer declaración ante la Guardia Civil haber disparado a su hermana accidentalmente, permanece en la Comandancia del Instituto Armado de Alicante, en tanto que su padre se encuentra en las instalaciones de la Benemérita de la población de San Vicente del Raspeig.

Mientras, continúan las pesquisas y la Guardia Civil deberá decidir si alguno de los dos arrestados o ambos pasan a disposición judicial, si bien los investigadores podrían optar por agotar el plazo de detención de 72 horas.

Los hechos ocurrieron el pasado 4 de abril en el número 10 del Camí de Coves de Alfaz entre las 9 horas, momento en que la madre abandonó el domicilio para abrir un bar de su propiedad, y las 12, cuando se halló el cadáver tendido en la cama del dormitorio de la menor, que recibió dos disparos.

Una vez descubierto el cuerpo sin vida, el único hermano varón de la víctima y ahora detenido la llevó en su coche al hospital comarcal de la Marina Baixa, en Villajoyosa, aunque allí no se pudo hacer nada por salvarla y poco después de las 13 horas se certificó la muerte.

El suceso causó una honda conmoción en Alfaz del Pi, donde la familia reside de toda la vida y era muy conocida precisamente por el bar de su propiedad, ubicado en pleno casco urbano.